Los trabajadores de Navantia Puerto Real se reunieron este viernes en una nueva Asamblea. El anuncio del nuevo contrato por parte de la compañía, que fabricará 20 upper jackets para una nueva planta en el Reino Unido, fue el protagonista.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Con este nuevo anuncio, desde el Comité de Empresa se da por resuelto el año 2019 en cuanto a carga de trabajo se refiere, con este nuevo contrato; el encargo de una nueva subestación de gas para la compañía Equinor Energy;  la entrega del último Suezmax; y el comienzo de la ingeniería para el buque BAM IS.

Con estas noticias, los trabajadores decidieron abandonar, de momento, las medidas de presión que tenían sobre la empresa, volviendo a las horas extras y a los turnos que habían dejado de realizar semanas atrás aunque “sin perder de vista nuevos objetivos”, comunicaron fuentes a Puerto Real Hoy.

“No estamos satisfechos, pero ya hemos conseguido algo”, insistían desde el Comité de Empresa, que aclaraban que seguirían luchando para que la carga de trabajo civil o militar llegue al uno de los astilleros más grandes de Europa.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD