Vitaldent Puerto Real seguirá funcionando con normalidad pese al Caso Topolino


Vitaldent Puerto Real seguirá funcionando y atendiendo a sus clientes. Pese al escándalo levantado con la detención del principal dueño de la marca, Ernesto Colman, la clínica franquiciada de Puerto Real seguirá abriendo y funcionando como lo venía haciendo hasta ahora. La central de Vitaldent le mantiene bloqueadas todas las llamadas y líneas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Tras el revuelo que ha suscitadola detención del dueño de la marca Vitaldent, Ernesto Colman, así como parte de su directiva, muchos han sido los puertorrealeños que se han interesado por el estado de sus tratamientos en la clínica que la marca tiene en la Calle Nueva, en pleno centro de Puerto Real.

Desde que se conoció la noticia, muchos han sido los pacientes que han preguntado por el estado de sus tratamientos así como por el futuro de la clínica y de sus trabajadores.

Una noticia que pilló también por sorpresa a las trabajadoras, quienes se enteraron de la noticia a nivel nacional a través de los medios de comunicación. Asimismo, también pudieron ver como los ordenadores, todos ellos controlados desde la central de Vitaldent en Madrid, habían dejado de funcionar, debido a la intervención de las UDEF de la Policía Nacional en la operación llamada Topolino.

Los clientes que han ido pasando por la clínica Vitaldent han ido recibiendo las noticias de que sus tratamientos seguirán adelante, sin ningún tipo de problemas, dado que la clínica puertorrealeña es uno de los cientos de franquiciados que la marca tiene en toda España. Es decir, una clínica privada que adopta el nombre de la marca e imagen de Vitaldent, a la cual paga un canon por ello.

Gracias al teléfono de su gerente, las empleadas han podido, desde primera hora de la mañana, ir recuperando a mano, y gracias a las fichas personales de cada cliente, los números de teléfono para atender las llamadas y así avisar a los pacientes previstos para los próximos días. Unos pacientes que se vieron con la sorpresa de que el teléfono de la centralita puertorrealeña no funcionaba, al estar conectado con el sistema central, también en Madrid.

Fuentes de la clínica han confirmado a Puerto Real Hoy que el funcionamiento de la clínica seguirá siendo el mismo que hasta entonces, con la única salvedad de que los equipos informáticos y las líneas telefónicas están intervenidos desde la central de Vitaldent en Madrid. Además, el propietario de la misma ya se ha puesto en contacto con otras clínicas en la misma situación, de cara a saber cómo operar ante una situación tan delicada para sus negocios.

Por último, desde la clínica puertorrealeña se llama a la tranquilidad ante aquellas informaciones que afirman que no se recomienda ir a las clínicas Vitaldent, recordando nuevamente que ellos son una empresa privada que pagan un canon por llevar solo la imagen de la marca que hoy ha sido protagonista en toda España.

Operación Topolino

La Policía Nacional ha detenido a más de una decena de personas en una operación en la Comunidad de Madrid por supuestos delitos económicos relacionados con clínicas dentales de Vitaldent, entre ellos el dueño de la franquicia, Ernesto Colman, por supuesto delito fiscal. Colman, presuntamente, exigía a sus franquiciados que le pagasen grandes cantidades en metálico que posteriormente sacaba fuera de España o las reinvertía en otros bienes. Según fuentes de la investigación, el fraude asciende a varios millones de euros y la operación policial se precipitó ante la sospecha de que el principal implicado iba a fugarse cerrando el negocio y dejando las franquicias a su suerte.

Según las fuentes consultadas, además del dueño, entre los 13 detenidos por la Policía se encuentra también Vicente Samper, su director comercial desde el 2005 hasta hace tan solo unas semanas. Samper se encargó de la expansión de Vitaldent tanto en España como en Portugal, Italia o EEUU.

Otro de los arrestados es Bartolo Conte, vicepresidente de la compañía. La Policía se ha personado este martes en otra de sus empresas NC Advertising, dedicada a la publicidad y que tenía a Vitaldent entre sus clientes. Los agentes han impedido este martes la entrada a los trabajadores en la sede de esta firma publicitaria, situada en el barrio de Salamanca.

Ernesto Colman, propietario de Vitaldent.
Ernesto Colman, propietario de Vitaldent.

El procedimiento que seguía la trama era desviar el dinero que recibían en metálico fuera de España, concretamente a Suiza y Luxemburgo. Luego ese dinero se reinvertía de nuevo en España. Se hacían con artículos de lujo, o creaban nuevos negocios. Siempre según las mismas fuentes, los detenidos cuentan con una empresa de alquiler de aviones o caballos pura sangre. También compraban fincas, varias de ellas en el Vall d’Aran.

En el marco de la ‘operación Topolino’ desarrollada por la UDEF de la Policía Nacional se ha decretado la prohibición de disponer sobre 124 fincas repartidas por toda España, 36 vehículos a motor, varios de alta gama, y un avión valorado en un millón de euros.

Bloqueo de Capital

También está previsto el bloqueo de los saldos de las personas físicas y jurídicas objeto de investigación, repartidos en 25 entidades financieras, así como el bloqueo de los activos financieros de dos SICAV por importe de 5 millones de euros, y la prohibición de disponer de otras 103 fincas rústicas.

Las fuentes de la investigación consultadas hacen hincapié en destacar que estas detenciones no van a afectar al normal funcionamiento de las clínicas dentales. Vitaldent cuenta con más de 350 clínicas en España y 2.500 odontólogos trabajando en ellas.

Fueron precisamente varios franquiciados los que acudieron a la Justicia para denunciar estas presuntas irregularidades. El Ministerio Público ha emitido un comunicado en el que advierte de la existencia de varios delitos cometidos por una “organización criminal” dirigida por Ernesto Colman “en detrimento de la Hacienda Pública y los franquiciados”.

La Fiscalía también destaca que esta operación “permite garantizar la continuidad” de las clínicas “tanto por resultar de una actuación judicial en defensa de los franquiciados denunciantes como por que los franquiciados seguirán con la administración de dichas clínicas”.

Tranquilidad por parte de la Policía Nacional

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha lanzado un mensaje de tranquilidad a las clínicas franquiciadas de Vitaldent, ya que, en principio, no se tendrían que ver afectadas por la operación abierta contra la cúpula de esa organización.

“No es un problema de estafa a los consumidores y, en principio, no tiene que afectar a las franquicias que trabajan bajo esta marca”, ha dicho hoy Cosidó, quien también ha confirmado que la operación sigue abierta con un total de 13 detenidos, hasta el momento.

En este sentido, Cosidó ha insistido en ese “mensaje de tranquilidad” tanto para consumidores como para los franquiciados, que no tienen que verse afectados, en principio.

Esta es la segunda operación vinculada a una red de clínicas dentales tras la desarrollada el pasado 29 de enero cuando fue detenido el responsable de Funnydent, Cristóbal López, por un delito de estafa tras el cierre inesperado de los nueve centros que disponía en Madrid y Catalunya.

20160216_local_estadisticas_aef_vitaldent364 Locales en toda España

La cadena de clínicas dentales Vitaldent exige a sus franquiciados unos 280.000 euros de inversión para abrir un establecimiento bajo el paraguas de su marca, que, como mínimo, debe contar con 180 metros cuadrados de superficie, según datos de la Asociación Española de Franquiciadores (AEF). El contrato tiene una vigencia de 10 años y la cifra de inversión incluye canon de entrada, formación, acondicionamiento del establecimiento y suministro de material, entre otros conceptos.

Además, la cadena les cobra un royalty del 5%, o lo que es lo mismo, los franquiciados deben entregarle el 5% de lo que facturen; y un canon por publicidad también del 5%. Según han explicado a Efe fuentes de la AEF, estas cifras alejan a Vitaldent de las franquicias “low cost” y la sitúan más bien entre los negocios franquiciados “caros”.

Esto implica que, en la mayoría de los casos, el franquiciado es un inversor, y no alguien que busca en la franquicia una opción de autoempleo, que luego pone al frente del negocio a odontólogos.

Según los datos de la AEF, la cadena cuenta en España con 364 establecimientos, de los que 131 son propios y 233 franquiciados; y, además, suma 98 clínicas en Polonia e Italia.

En total, forman parte de la AEF siete cadenas de clínicas dentales que suman 575 establecimientos, facturan 371 millones de euros y emplean a 3.979 personas.

Colman declaraba este miércoles

El dueño de las clínicas Vitaldent, Ernesto Colman, estaba citado a declarar este miércoles en el mismo juzgado que dirige la operación contra la cúpula de esta empresa a raíz de una demanda de intrusismo presentada por un paciente de una clínica de la localidad valenciana de Mislata. El presidente del Colegio de Odontólogos de Valencia, Enrique Llobell, ha informado a EFE de que este paciente acudió a la entidad colegial a exponer una queja por haber sido atendido “por un intruso, no un dentista” en la clínica Vitaldent en la que estaba siendo tratado. Los servicios jurídicos del Colegio de Odontólogos recomendaron a este paciente que presentara una denuncia en el juzgado y solicitara la presencia del responsable de las clínicas, como así hizo y aceptó el juzgado.

FUENTE: EP / EFE / Puerto Real Hoy

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Previous Cabalgata del Humor y Carnavalito Moruno para el próximo fin de semana
Next Elena Amaya visita los talleres de Asprodeme en Puerto Real

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.