Indignación de los vecinos de la Plaza Madre Dolores Márquez ante la decisión del Pleno


La situación con la zona de la Plaza Madre Dolores Márquez parece que está lejos de encontrar un acuerdo entre los vecinos y el Ayuntamiento de Puerto Real, pese a la decisión del Pleno del Consistorio de que la zona volviera a manos municipales por un error cometido hace más de 20 años por la Empresa de Suelo y Vivienda de Puerto Real (EPSUVI).

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Más de diez vecinos de los bloques de viviendas dúplex a los que les fue registrado dicho parque, que comprende la unión entre la Calle Santo Domingo con la Calle Rosario, han manifestado en una nota de prensa enviada a los medios sentirse y ser tratados como “ciudadanos de segunda, cuando no como delincuentes por parte del Consistorio Municipal. Si bien sería injusto no reconocer el trato exquisito recibido por la mayor parte de su funcionariado y trabajadores. Se da la circunstancia que el propio Ayuntamiento es partícipe de nuestra pequeña Comunidad al tener la titularidad de un local en nuestra finca, pero no paga las cuotas a pesar de estar reclamadas por Registro”.

El resto del texto íntegro dice así:

Comienza diciendo que declara la titularidad municipal al declararlo espacio de dominio público, sin más consideraciones. Nosotros sostenemos que la recuperación de ese espacio es posible pero que va a suponer un desembolso económico al Ayuntamiento, pero éste se niega a reconocerlo, haciéndonos a nosotros responsables del error, cuando no lo somos. 

Desde un principio se reconoce nuestra titularidad registral y catastral de la finca, y que el acto de ayer simplemente corrige un error. Omite, interesadamente que el expediente de expropiación contemplaba además de la plaza pública viviendas de protección oficial, pero nuestras viviendas son de renta libre ¿no piensan corregir ese error? 

En otro punto dice que “el enclave tiene alumbrado público, y ha contado con mantenimiento y limpieza pública durante años, hasta que, en un momento dado, la instalación de las puertas imposibilitó el acceso a los servicios públicos”. Lo que se consiguió en 2019, después de muchos años y reuniones, con el acuerdo de todas las partes, incluido el propio ayuntamiento, fue el permiso de obra (con todo lo que eso conlleva) para restituir el cierre de la zona ajardinada que había sido sistemáticamente vandalizado, sin que la policía municipal (dependiente del consistorio) hiciera nada por evitarlo a pesar de nuestras reiteradas denuncias. No hemos, por tanto, colocado puertas donde no las había. Además en todo momento los vecinos que utilizaban nuestra zona ajardinada para acceder a sus viviendas, lo han seguido haciendo, a pesar de que sus casas tienen acceso por las calles Santo Domingo y Rosario, respectivamente. Para los que no conozcáis la Plaza Dolores Márquez es una zona ajardinada situada entre las calles Santo Domingo y Rosario a la altura del Barrio de “San Eloy”, que cuenta con escaso arbolado y vegetación, sobre suelo pedregoso sin mobiliario urbano. No es ese espacio idílico que se está intentando trasmitir donde los ciudadanos vayan a poder disfrutar de su tiempo libre. Este espacio, fue vandalizado desde sus inicios, rompiéndose reiteradamente las puertas y cierros que lo protegían, convirtiéndose en lugar habitual del menudeo y consumo de drogas, así como numerosos conflictos sociales tales como incendios, pedradas a nuestras fachadas, peleas, etc, Esto es de sobra conocido por casi todos los puertorrealeños (que evitaban el paso a su través). Las denuncias interpuestas por vecinos, no sólo de nuestra Comunidad, se cuentan por decenas. 

Más adelante dice que “el pasado 21 de septiembre, “tras debatir mucho”, se inició un expediente “para dar audiencia a todos los vecinos y vecinas”.

Pues bien el Teniente de Alcaldesa D. Carlos Salguero Gilabert en agosto de 2020 nos envía una carta escrita en unos términos poco habituales para una comunicación administrativa (adjuntamos dicha para carta para que pueda ser leída por quien considere oportuno) donde se nos comunica que:

1) La Plaza Dolores Márquez presenta una situación de privatización contrarias al PGOU.

2) Se está incoando un expediente para la normalización del uso público de la plaza.

3) Y que sólo con carácter informativo se nos pone en conocimiento de dicho expediente.

Nuestra sorpresa es mayúscula, en dicha carta no se hace referencia a ninguna normativa ni municipal, ni urbanística, ni regional ni estatal sobre la que se incoa el expediente. Aún más se nos convoca a una reunión a la que asiste el Sr. Eduardo Muriel, en representación del Área de Urbanismo, a mitad de agosto, con el edificio prácticamente cerrado, en donde solo recibimos amenazas. En esa reunión se nos acusa de que nos habíamos apropiado de la Plaza Dolores Márquez sin ningún derecho y que el Ayuntamiento iba a proceder a la apertura de las puertas en breve. En esta reunión no se esconde que la denuncia parte de un miembro del Comité Municipal del PSOE. En realidad los argumentos y formas empeladas en esa reunión ya nos eran conocidos puesto que nada más llegar el actual equipo al Gobierno municipal, un vecino a nuestra zona ajardinada, nos decía que se estaba iniciando un procedimiento administrativo para recuperar la plaza, que nos habíamos adueñado de la misma sin tener derecho a ello, y que se iba a abrir en breve, tratándonos en las redes sociales como delincuentes, que estábamos “robando” al pueblo de Puerto Real. El acceso a esa información privilegiada la obtenía por ser un compañero de partido, ya que pertenece al Comité Municipal. En todo este tiempo el trato recibido ha sido denigrante y las amenazas con la apertura inminente continuas. Sirva como ejemplo que nuestra petición para poder realizar las labores de poda del ficus grande de nuestra zona ajardinada cuyas ramas invadían nuestras ventanas, fue bloqueada por el señor Salguero, que llegó a decir de forma pública en una reunión telemática que él personalmente no nos autorizaba a la poda porque él consideraba ese parque público y eso era una forma de reconocer que era nuestro. Esta concepción caciquil de la política lleva a que la licencia de poda fuera finalmente tramitada 4 meses después, no sabemos si esto es habitual en el Ayuntamiento pero fue una auténtica odisea lograrla. En este mismo orden de cosas, las peticiones de información presentadas por registro han sido sistemáticamente ignoradas y bloqueadas hasta el punto de que el Consejo de Transparencia y Protección de Datos de Andalucía ha amonestado al ayuntamiento por estas prácticas. 

De la información recabada de los archivos municipales se concluye:

1) El Ayuntamiento de Puerto Real realizó una expropiación a varios propietarios para realizar las distintas fases del Nuevo San Eloy.

2) Existen un total de 3 fases de ejecución del Nuevo San Eloy.

3) El Ayuntamiento de Puerto Real no segrega la parcela matriz donde se construyen nuestras viviendas y así la traspasa a la EPSUVI.

4) La EPSUVI no realiza división horizontal y traspasa la titularidad de la parcela a los propietarios de los Dúplex incluida la Plaza Dolores Márquez, como así lo atestigua las escrituras de compraventa de los propietarios.

5) La plaza Dolores Márquez se entrega cerrada, existiendo una entrada particular desde el vestíbulo del portal de acceso a las viviendas.

6) La expropiación se realiza para la construcción de viviendas de protección oficial, pero las viviendas son vendidas por la EPSUVI como renta libre, tal como se apuntó anteriormente. 

Con toda esta información, nuestra Comunidad realiza una comunicación al Ayuntamiento de Puerto Real en febrero del 2021 reclamando la posesión de unos locales construidos sin licencia por el propio ayuntamiento en nuestra finca, que es tomada por el Teniente de Alcaldesa como punto de partida para la recuperación de la Plaza Madre Dolores Márquez obviando de forma deliberada su dudosa forma de actuar del año y medio precedente. Cuando se le recordó este hecho en el Pleno, la Sra. Alcaldesa amenazó con retirarnos el turno de palabra. 

El Ayuntamiento representado, especialmente sus políticos, nunca se han acercado a nuestra Comunidad de forma amistosa para arreglar la actual situación irregular existente, si no que se nos ha tratado públicamente como usurpadores de un bien público, sin tener en cuenta nuestro derecho legítimo por ser propietarios legales del espacio denominado Plaza Madre Dolores Márquez. Esta acción del Ayuntamiento no se realiza de oficio, si no por motivaciones personales de un miembro del Comité Municipal del PSOE de Puerto Real, bajo un falso argumento de defensa de lo público. No se contempla el coste económico que supone la recuperación de ese espacio ¿Nos olvidamos de que Puerto Real está en el triste pódium de municipios más endeudados de la provincia? ¿Nos olvidamos como están nuestras calles, nuestros parques infantiles, nuestros polígonos industriales? ¿Nos olvidamos la situación límite que toda la sociedad estamos viviendo? A nuestro parecer es una frivolidad priorizar gastarse mucho dinero en abrir este espacio porque va a volver a ser un espacio vandalizado y en absoluto para disfrute de la ciudadanía. 

Lamentamos profundamente el seguidismo político de la oposición, ni siquiera una pregunta, ni siquiera una interpelación, ¡SEÑORES DE LA OPOSICIÓN NOS ENCONTRAMOS INDEFENSOS BAJO LA MAQUINARIA POLÍTICA Y ADMINISTRATIVA DE NUESTRO AYUNTAMIENTO¡ Os hemos pedido ayuda, ayuda para esclarecer situaciones irregulares que están sucediendo en la plaza, ayuda para acceder a la información pública, ayuda para poder hablar en un pleno, nos sentimos abandonados. Resulta inaudito, casi grotesco, que este vecino miembro del Comité Municipal del PSOE haya abierto una puerta hacia nuestra zona ajardinada sin permiso, hemos preguntado en repetidas ocasiones mediante registro electrónico si la obra realizada por este miembro del PSOE cuenta con licencia de obras, ¡Y UNA VEZ MÁS, NO NOS CONTESTAN! Da la sensación de que hay ciudadanos que se les permite obrar con total impunidad sólo por el hecho de pertenecer a un partido político y asistir de forma asidua a los plenos. Desde el Ayuntamiento están omitiendo información pública relevante, por lo que hemos recurrido de nuevo al Portal de Transparencia a ver si nos vuelve amparar en nuestro derecho como ciudadano de saber si se está obviando de forma deliberada por el consistorio municipal la realización de una obra irregular en nuestro pueblo. 

Como se ha reiterado en los Plenos y hacemos aquí públicamente, no tenemos ningún inconveniente en proporcionar la documentación que soporta nuestra declaración. Por cierto nuestra Comunidad no se llama San Eloy, esa es otra”. Vecinos de las viviendas de la Plaza Madre Dolores Márquez

En este sentido, el PSOE de Puerto Real ha respondido, en las últimas horas, al comunicado emitido por los vecinos y vecinas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Previous El PSOE Puerto Real sale al paso de "las falsas afirmaciones" de la Comunidad de Vecinos de San Eloy
Next La Torre de la Prioral como hito defensivo en el Puerto Real tardomedieval (I)

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.