Somos el pueblo que más pistoletazos de salidas da y que menos metas alcanza. Esta vez en la finca de Malas Noches, un nuevo proyecto redactado que imaginamos amontonado junto a tantas promesas sin presupuesto ni inversores. Junto a éste debe estar el aparcamiento en altura, la desdichada Casa de las Columnas, el campo de fútbol, el muelle de atraques deportivo con locales comerciales, el balneario y, en el último estante, el polígono 1A de la carretera de Medina con valla publicitaria incluida.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

A los políticos les encanta hablar de la deuda histórica, pero nunca vamos a escuchar aquellas promesas históricas que no fueron capaces de sacar adelante. Pero para eso cumplimos nuestra función como medio, porque no queremos que pasen estos siete meses sin que las hemerotecas devuelvan a la luz las palabras de las que los políticos son presos.

Durante los años de mandato de José Antonio Barrosos Los periodistas hemos pasado seis años recibiendo notas de prensa del Partido Andalucista reclamando una actuación en la Casa de las Columnas. Una puesta en valor necesaria que tras tres años en el poder no han logrado como gobernantes.

A  comienzos del mandato Juan Carlos Martínez insistía en el desbloqueo para urbanizar el polígono 1-A y el comienzo inminente de las obras. Una valla colocada en la finca ‘La Conchita’ anuncia el ansiado polígono tras 20 años de proyectos. Sin embargo esta declaración de intenciones no se ha traducido en el empuje decisivo que aporte seguridad y confianza a los vecinos.

El resto de proyectos están pendientes de financiación e inversores. El Ayuntamiento dispuso para ello una oficina de atención a inversores que, aunque conocemos los datos de atención, desconocemos los contactos que finalmente han dado sus frutos . En esta localidad como en otras falta internacionalización. Falta personal cualificado para determinados puestos que sea capaz de buscar y atender inversores de talla, ofrezca las parcelas, los abandonados suelos industriales y el potencial comercial de Puerto Real.

Ponga los pies en el suelo, aquí faltan profesionales cualificados con ganas de trabajar por su pueblo y sobran las purpurinas del marketing político. No hay más.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD