Porque es bueno refrescar la memoria, traeremos a colación hoy lo que decíamos hace ahora diez meses, algo en lo que en realidad veníamos (venimos) insistiendo desde hace ya unos años. Por y para ello, reproduciremos ahora estos párrafos que se publicaron el dos de enero del presente año 2021 (en el artículo 229 de esta serie dedicada a la Historia y el Patrimonio portorrealeños) en estas páginas virtuales de “Puerto Real Hoy”, unos párrafos dedicados al sentido que -desde una perspectiva global- entiendo honestamente (disculpen la primera persona del singular y que con ello me salte la cortesía del plural de modestia, a veces es mejor ser directo) que debería tener toda conmemoración histórica en general y la de la Defensa de las Libertades en El Trocadero (2020-2023) en particular.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Vamos tarde para no pocas cosas. La pandemia se ha encargado, además, de hacer lo necesario para ello. Sea como fuere, traemos aquí nuevamente nuestra (mi) reflexión sobre las posibilidades y potencialidades de una efeméride que debe ser algo más que una batallita en un tablero de afanes y cronómetros. Incluso si la pintan con colores ajenos. Recuérdese, para lo que sirva, que estos párrafos fueron compuestos en diciembre de 2020 y publicados originalmente el 2 de enero de 2021. También serán Historiografía cuando se haya disuelto el humo de la pólvora hueca.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

De nuevo… ¿De qué hablamos cuando hablamos de la Conmemoración de la Defensa del Constitucionalismo en El Trocadero? Sobre la efeméride de 1820-1823 / 2020-2023

Cuando seguimos en puertas de que la Conmemoración del II Centenario de la Defensa de la Libertad en la Isla de El Trocadero (1820-1823 / 2020-2023) pueda llegar a ser una realidad, quizá sea prudente pararnos a pensar sobre las claves de aquel hito histórico de 1823.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Habrá que señalar para dar inicio a estos párrafos que la idea de la Conmemoración como la planteábamos desde estos artículos (no son pocos los textos que venimos dedicando a este asunto desde hace ya mucho, como saben los lectores), a saber, desde la perspectiva de “1820-1823 / 2020-2023” habrá que ir dejándola a un lado, habida cuenta de la caída de la hoja del almanaque, de que nos encontramos ya en 2021 y de que quizá las circunstancias de 2020 han hecho imposible que la Conmemoración pudiese arrancar en el momento en que se podía haber dado una dimensión más global y completa, al hecho de la efeméride en sí, no centrando el interés únicamente en la conclusión del proceso de defensa de las Libertades en la Isla de El Trocadero, en 1823, sino desde el mismo comienzo de referido proceso con el Pronunciamiento de Riego en 1820 (de lo que se han cumplido dos siglos el año que acabamos de cerrar, tan infausto, de 2020).

Pero, ¿qué pasó en El Trocadero en 1823? Quizá ésa sea la primera pregunta a plantear, pues para responderla habrá que salir del tópico “Batallero”, ya que siempre (o casi) que se plantea la efeméride se habla casi con exclusividad de la “Batalla del Trocadero”, centrando todo el foco de atención en un hecho de armas que en realidad no es sino el dedo que apunta a la Luna… (con perdón).

Los Cien Mil Hijos de San Luis toman Madrid.
Los Cien Mil Hijos de San Luis toman Madrid.

En 1823, como ya dijimos, se produjo en Puerto Real la última defensa de las libertades y del constitucionalismo español, y con ello del primer experimento, de la primera experiencia, de gobierno democrático que conocería nuestro país, España (el período del Gobierno Liberal regido, guiado, por los principios de la Constitución de Cádiz de 1812, la famosa “Pepa”), algo que se convierte en cuestión de actualidad en el momento en el que nos encontramos, cuando parece -de nuevo- que final y oportunamente se está perfilando la puesta en marcha de la Conmemoración de este II Centenario (o “Bicentenario”, o “200 Aniversario”, que de todas esas formas puede ser denominado pues todas, como ya hemos señalado con anterioridad, vienen a responder a la realidad histórica –y temporal- de la efeméride) de tanto calado para la Historia no sólo de Puerto Real y la Bahía de Cádiz (lo que, insistimos, ya contaría en su dimensión por sí solo con peso y relevancia más que suficientes), sino para el conjunto de la Historia de España así como para la Historia de las Libertades, la Democracia y el Constitucionalismo no sólo en Europa sino en el Mundo, como dijimos en su día y como no vacilamos en repetir ahora.

La efeméride del Bicentenario de la Batalla de El Trocadero y la Defensa de la Libertad en Puerto Real (que podría haber tenido su desarrollo siguiendo el eje 1820-1823/2020-2023, si bien las circunstancias lo han impedido hasta ahora) vendrá a conmemorar unos hechos de capital relevancia en la Historia del constitucionalismo español y europeo (lo que es decir, mundial), y serán (habrán de ser) una ocasión vital para que la Puerto Real y su Historia, como hemos tenido ocasión de señalar en ocasiones anteriores pueda encontrar el espacio que le corresponde en el marco nacional e internacional, desde la perspectiva de la Historia de la lucha por la construcción de las Libertades.

Cien mil hijos de San Luis.
Cien mil hijos de San Luis.

Venimos insistiendo de manera periódica en este asunto desde principios de 2019, por escrito y de palabra en diferentes medios, formatos y contextos, y hemos podido constatar un aumento de la sensibilidad respecto a esta cuestión, si bien seguimos notando que el interés parece enfocarse en el hecho de armas, en la cuestión puntual y concreta de la batalla de 1823, algo que nos recuerda a la pequeña historia del dedo que señalaba la Luna… Estamos convencidos de que, amén del hecho puntual de la Batalla de El Trocadero, el verdadero hecho a conmemorar es el de la lucha por las Libertades y por el Constitucionalismo en España y en Europa contemplado desde una perspectiva amplia que permita, por ejemplo, integrar en esta Conmemoración a los diferentes países actuales que son los mismos que (o herederos de aquellos que) participaron en los hechos internacionales que dieron paso a lo que se conoce como “Batalla del Trocadero” y por añadidura al fin del “Trienio Liberal” en nuestro país y con ello a la caída del primer gobierno constitucional y al final de la primera intentona constitucionalista en España.

En 2023 no se conmemora una batalla, un hecho de armas puntual; la verdadera efeméride tiene que ver con las Libertades, con la construcción de la Libertad, con el Constitucionalismo, con la Historia de España en el seno de la Historia de Europa y del Mundo: no se trata de un hecho aislado, puntual, ni debe ser tratado como tal, sino que debería tener los alcances y repercusiones que merece, considerada la Conmemoración desde la perspectiva global, general, que le corresponde.

Príncipe de Metternich. Arquitecto de la Restauración.
Príncipe de Metternich. Arquitecto de la Restauración.

Sería muy conveniente que viéramos desplegarse ya (sabemos que la pandemia lo ha hecho todo oscuro, difícil, triste, secundario) las velas de la difusión y el conocimiento de la efeméride: las meras fuerzas de uno solo no conseguirán hacer que la tarea cunda verdaderamente. Estamos esperanzados en que así sea, y pese a todo, pese a todo, seremos capaces de sacar adelante una efeméride como la que nos espera, sabiendo partir de la base de su difusión entre la propia ciudadanía portorrealeña, comunicando a la ciudadanía las claves y los resortes fundamentales, la esencia del hecho que se conmemorará y los porqués de su relevancia en la Historia de Puerto Real, así como la relevancia de Puerto Real en la Historia general de la lucha por la Libertad, por las Libertades y por el Constitucionalismo en España, en Europa y en el Mundo.

Por todo ello hemos vuelto a traer unos párrafos sobre este tema, como siempre desde la idea y la intención de contribuir a la socialización y la divulgación del conocimiento (como hemos dicho antes) en, sobre, desde y para Puerto Real, y desde la convicción de que la difusión del conocimiento y el enfoque global de nuestra Historia, trascendiendo de los localismos como única (o principal) vía de acción resultan esenciales de cara a la construcción del discurso histórico, a su calado y comprensión en el seno del cuerpo social y al fomento del sentimiento y la idea de pertenencia de ese cuerpo social respecto a su propia Historia, con lo que ello lleva aparejado de cara a la forja de la identidad de un pueblo, que debe cimentarse siempre en el conocimiento de sí mismo, de la propia Historia, del propio pasado y de los alcances generales del mismo, de la interacción de la Historia local con la “Gran Historia” de la Humanidad, y con el papel de esta Historia local en el contexto y el seno de la referida “Gran Historia” de la Humanidad.

ARTÍCULOS ANTERIORES

De nuevo apuntes sobre El Trocadero, ante la efeméride de 2020-2023 (II)

De nuevo apuntes sobre El Trocadero, ante la efeméride de 2020-2023 (I)

Ante el Bicentenario de la Defensa del Constitucionalismo en El Trocadero 1820-1823 / 2020-2023 (VIII)

Ante el Bicentenario de la Defensa del Constitucionalismo en El Trocadero 1820-1823 / 2020-2023 (VII)

Ante el Bicentenario de la Defensa del Constitucionalismo en El Trocadero 1820-1823 / 2020-2023 (VI)

Ante el Bicentenario de la Defensa del Constitucionalismo en El Trocadero 1820-1823 / 2020-2023 (V)

Ante el Bicentenario de la Defensa del Constitucionalismo en El Trocadero 1820-1823 / 2020-2023 (IV)

Ante el Bicentenario de la Defensa del Constitucionalismo en El Trocadero 1820-1823 / 2020-2023 (III)

Ante el Bicentenario de la Defensa del Constitucionalismo en El Trocadero 1820-1823 / 2020-2023 (II)

Ante el Bicentenario de la Defensa del Constitucionalismo en El Trocadero 1820-1823 / 2020-2023 (I)

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Previous Comienza la rehabilitación la Casa de las Columnas, edificio declarado Bien Cultural cuya construcción se establece en el siglo XVIII 
Next El Club Náutico Sevilla se proclama campeón de Andalucía de Piragua Cross en Puerto Real 

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.