El Salón de Plenos de la Casa Consistorial acogió en la mañana del lunes una sesión extraordinaria y urgente del Pleno del Ayuntamiento. Una sesión que tenía, como punto importante, la subida del Impuesto sobre Bienes e Inmuebles a las grandes empresas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Punto 1º: Ratificación de la urgencia de la convocatoria.

Aprobado por unanimidad

PUBLICIDAD

Punto 2º: Aprobación provisional de la modificación de la ordenanza fiscal reguladora del impuesto sobre bienes inmuebles (IBI).

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Rufino Morillo, Concejal de Hacienda, explicó a los presentes que la modificación del Impuesto sobre Bienes e Inmuebles venía motivada porque “en el Ejercicio 2015 se llevó un procedimiento por el que una gran cantidad de suelo urbano pasó a ser rústico”. Esto provocó que la recaudación por el valor catastral de los mismos mermara en el Consistorio en el siguiente ejercicio.

“Para recuperar esta merma” y recuperar lo perdido desde el ejercicio de 2016, se presentaba a pleno el incremento del tipo diferenciado del IBI de los suelos industriales, para poder equilibrar el ejercicio presupuestario para 2020.

El IBI de estos suelos industriales pasará a ser ahora del 1,23% (un 0,17 más) cuando el valor catastral de dichos suelos supere, redondeando, los 439.000€. Esto aumentaría la recaudación del Ayuntamiento de Puerto Real, compensando lo no recaudado en los años 2016, 2017, 2018 y 2019. “Estas medidas se encuadran dentro de lo previsto por el Ayuntamiento en el Plan de Ajuste”, expresó Morillo.

Con todo ello, se prevé que “para 2020, se elimine la regla del gasto”.

En el turno de réplica, Alfredo Charques, portavoz de EQUO, posicionó el voto en abstención, porque “no acabo de ver claro la modificiación de los vienes de carácter religioso y deportivo”. La premura del punto también posicionó el voto del partido ecologista.

Por su parte, Guillermo Cisneros, portavoz de Ciudadanos, mostró su rechazo a la medida propuesta porque “la tasa de paro actual de Puerto Real. Subir el impuesto a quienes crean riqueza no es lo más coherente”. Asimismo, “no tienen borrador de presupuestos, pero no tienen problema en subir impuestos sin decir para qué se van a usar”, señaló.

“Intentamos regularizar las bajadas de la recaudación. Es verdad que este IBI que pretendemos recuperar no es más que el IBI que hemos dejado de ingresar en estos años, que rondaban los 515.000€. El gasto público tenemos que mantenerlo de alguna manera. Estamos hablando de grandes empresas, que muchas de ellas están en concurso de acreedores -como los suelos de Delphi-“, respondió Morillo.

“Este Equipo de Gobierno apuesta al cien por cien con las empresas”, incidió Elena Amaya, Alcaldesa de Puerto Real. “Hemos dejado de ingresar entorno a 700.000€. No hemos subido el IBI, hemos recuperado un cobro que no se ha estado haciendo y tenemos que recuperar eso”, continuó la Regidora, que no entendía el discurso de Cisneros.

Siguiendo con el turno de réplica, José Alfaro, de Adelante Puerto Real, agradeció al Equipo de Gobierno las reuniones para explicar la nueva ordenanza. Si bien, criticó que no se aprovechara para instalar en la ordenanza bonificaciones para las instalaciones que aprovecharan energías renovables. “Se ha perdido la oportunidad una gran oportunidad para desarrollar empresas para el autoconsumo”, expresó.

Acto seguido, Antonio Romero, de Adelante Puerto Real, quiso confirmar que el Plan de Ajuste no permite bonificaciones, sin embargo quiso confirmar que habría ciertas fórmulas de ingeniería financiera para poder dar esas bonificaciones en forma de penalizaciones.

Tras un segundo turno de palabra, se confirmó que el Ayuntamiento de Puerto Real ya tenía prevista esta medida en el Plan de Ajuste. Así, el Consistorio espera obtener unos 350.000€ en forma de recaudación con esta medida.

El punto fue aprobado por mayoría, con los votos favorables de PSOE y AxSí, las abstenciones de Adelante Puerto Real y EQUO y el voto en contra de Ciudadanos.

Punto 3º: Propuesta de aplicación de medidas de apoyo financiero a las entidades locales, aprobado por acuerdo de la comisión delegada de asuntos económicos de 14 de marzo de 2019. Medida aplicable: Medida 3: Agrupación de préstamos formalizados con los compartimentos: Fondo en liquidación para la financiación de los pagos a los proveedores de las entidades locales, con el fondo de ordenación y fondo de impulso económico del FFEELL, modificando las condiciones financieras, y modificación del Plan de Ajuste vigente con los nuevos datos de endeudamiento.

Rufino Morillo (PSOE) recordó los acuerdos en los que se encuentra el Ayuntamiento de Puerto Real de cara al riesgo financiero del mismo. Todas las operaciones estarán integradas en un mismo compartimento. 27 préstamos “para un total aproximadamente de 64 millones de euros” de deuda.

Cada uno de los préstamos tiene condiciones distintas y amortizaciones. Con todo ello, se reagrupan los préstamos y se tomarán medidas en el Plan de Ajuste que recojan los efectos de dicha agrupación, según informó el Concejal de Hacienda.

En el turno de réplica, Alfredo Charques (EQUO) saludó la medida impulsada por el Ayuntamiento de Puerto Real. El Ecologista mostró su apoyo la moción “porque queremos ser útiles en las medidas económicas que redunden en el Ayuntamiento. Lo que es bueno para el Ayuntamiento es bueno para la ciudadanía”.

Guillermo Cisneros (Cs) posicionó su voto favorable porque “redunda en el beneficio de Puerto Real”. “Debe ser complicado ajustar las cuentas y tener el apoyo del Ministerio es importante”. Misma actitud que tuvo Antonio Romero (Adelante Puerto Real), “ya que es buena para el Ayuntamiento de Puerto Real y es obligatoria, porque no tenemos margen”.

El punto fue aprobado por unanimidad.

Punto 4º: Propuesta de aplicación de medidas de apoyo financiero a las entidades locales, aprobado por acuerdo de la comisión delegada de asuntos económicos de 14 de marzo de 2019. Medida aplicable: Medida 4: Condiciones financieras específicas para los préstamos con el FFELL que hayan sido agrupados o no y presenten una elevada carga financiera para los ayuntamientos, y modificación del Plan de Ajuste vigente 2016-2032, adaptándolo al nuevo periodo de amortización y recogiendo el efecto de este en la evolución futura de las magnitudes financieras relevantes.

Por último, el Concejal de Hacienda tomó la palabra para explicar que este punto era una medida adicional del Punto 3º, por el cual habría diez años más para cumplir con el Plan de Ajuste, pasando a ser de 2032 hasta el 2042. Con ello, el interés de los préstamos se reduce, mientras que el plazo para pagarlos se alarga.

Todos los grupos votaron a favor y el punto se aprobó por unanimidad.

Tras algo menos de una hora, se dio por concluida la sesión.

FOTO: Archivo PRH

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD