Las mejoras de la urbanización del Campus de Puerto Real, el desarrollo de programas académicos, culturales y deportivos conjuntos, entre los asuntos abordados. La Junta de Andalucía, en su Consejería de Economía, ha transferido unos 700.000 euros a la UCA para licitar la redacción del proyecto, que supondría trasladar la facultad de Ciencias de la Educación de Puerto Real al edificio.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

El rector de la Universidad de Cádiz, Eduardo González Mazo, y el alcalde de Puerto Real, Antonio Romero, han mantenido esta mañana una primera reunión institucional en donde han abordado distintas cuestiones relacionadas con la integración del Campus Universitario de Puerto Real en el municipio. El encuentro contó también con la presencia de la concejala de Educación, Encarna Marín, y del teniente de alcalde delegado de Deportes, Andrés Rodríguez, así como de Francisca Fuentes y José María Mariscal, secretaria general  y director general de Infraestructuras y Patrimonio de la Universidad de Cádiz, respectivamente.

Ambos dirigentes han coincidido en la necesidad de estrechar las relaciones entre el  Campus de Puerto Real y la villa en donde se asienta para, de este modo, mejorar las interacción y las conexiones entre el municipio y un espacio universitario único en España por estar situado en un espacio protegido y por aglutinar todos los estudios y titulaciones universitarios relacionados con el ámbito marino en nuestro país, tanto desde la perspectiva de las ciencias como de las ingenierías. Es, además, el campus más exclusivo de Andalucía, ya que hasta seis títulos de grado sólo pueden cursarse aquí dentro del sistema universitario andaluz.

En el transcurso del encuentro, que se ha desarrollado en la dependencias de Alcaldía del consistorio, el rector de la UCA, que ha explicado las características y potencialidades del Campus, ha planteado al alcalde de Puerto Real la necesidad de intervenir en la urbanización pendiente de la Escuela Superior de Ingeniería para asegurar el tránsito peatonal entre el centro y la estación de ferrocarril y que sume al Ayuntamiento en la apuesta por convertirlo en el primer Campus Natura de España. Del mismo modo, ha recibido la propuesta del primer edil puertorrealeño de estudiar el uso de las instalaciones deportivas de la Universidad de Cádiz en el Campus de Puerto Real por parte de los miembros del Club de Natación del municipio afectado por la problemática existente en el complejo municipal de piscinas. Además, han coincidido en la exigencia de seguir estrechando las relaciones mediante la programación de actividades académicas, culturales y deportivas conjuntas. Para ello, han acordado crear comisiones específicas de trabajo que encargarían de desarrollar el convenio marco vigente entre Universidad de Cádiz y Ayuntamiento de Puerto Real.

Con seis centros (Facultad de Ciencias, Facultad de Ciencias de la Educación, Facultad de Ciencias del Mar y Ambientales, Escuela de Ingeniería Naval y Oceánica, escuela de Ingenierías Marina, Náutica y Radioelectrónica y Escuela Superior de Ingeniería) y una comunidad universitaria cercana a las 10.000 personas, es, en la actualidad y tras la ubicación en el mismo de la ESI, el campus de la UCA con mayor número de alumnos (más de 7.650). En él se imparten 22 de los 44 grados de la UCA (50%), 22 de los 47 másteres oficiales (47%) y 9 de sus 15 programas de doctorado (60%).

La Junta apoya el traslado de Educación a Valcárcel

El consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, ha expresado “todo el apoyo” de la Consejería al posible traslado de la facultad de Ciencias de la Educación de Puerto Real al edificio Valcárcel de la capital gaditana, para lo que se ha realizado ya una transferencia de unos 700.000 eurosa la Universidad de Cádiz para licitar la redacción del proyecto.

A preguntas de los periodistas en Cádiz, el consejero explica que, mientras tanto, la Junta está “intentando desatascar algunas limitaciones legales” que existen para poder permitir que la UCA dedique fondos a este fin, mientras se busca “una solución financiera sostenible a largo plazo”, no sólo en lo que respecta a las infraestructuras de la UCA, sino también para el resto de universidades andaluzas.

Señala Ramírez de Arellano que, a corto plazo, al igual que otras universidades andaluzas, la UCA “dispone de algunos remanentes no afectados que podrían permitir iniciar las obras en un plazo razonable”.

En este sentido, y tras aludir al apoyo a esta iniciativa mostrado por la Diputación gaditana, entiende que “si los recursos están, lo que toca es ponerlos en juego” para que puedan generar empleo y riqueza, máxime en un proyecto como este, que “tiene mucho sentido”.

Destaca que el traslado de la facultad a Cádiz supondría llevar a 3.000 estudiantes al centro de la ciudad, lo que se traduciría en un “notable incremento de su riqueza”. Además, el proyecto forma parte de una idea integral de uso del frente de la ciudad en la zona de la Caleta, una idea que está “bastante bien cuajada” y que contará “con todo el apoyo de la Consejería, para empezar técnico, y para continuar económico cuando el nuevo modelo de financiación esté completado”.

Afirma el consejero que conoce bien el proyecto y también la “inquietud” del rector de la UCA, Eduardo González Mazo, ante el hecho de que el traslado de la Escuela Superior de Ingeniería a Puerto Real pudiera causar “una bajada del impacto de la Universidad en la capital”, destacando en este punto que las universidades son “un elemento de riqueza y articulación social”.

FUENTE: UCA / Ayto. de Puerto Real / EP

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD