José Antonio Chanivet expone “Nada definitivo” en la Galería Weber-Lutgen de Sevilla


La galería Weber-Lutgen presenta la primera exposición individual del puertorrealeño José Antonio Chanivet en la ciudad de Sevilla. En Nada definitivo, más de una veintena de dibujos de diferentes formatos, a modo de presentación en la ciudad, muestran una cuidada selección de su obra de los últimos cinco años, junto obras más recientes centradas en la relación íntima con los objetos así como la inclusión del color en las mismas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Bajo el título de Nada definitivo, Chanivet presenta un momento de transición en su obra. Al pasado tratamiento de sus obras en gran formato, una escala que persigue cambiar la relación entre el espectador y el objeto que se mira, se le une la elección de piezas de menor tamaño. De esta forma, el artista establece una relación más intima y centrada en el objeto y la posible abstracción en su representación formal.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Al uso del carboncillo, que le permite un proceso más gestual, más inmediato, natural y sincero, se le une el uso del color para enfatizar pequeños volúmenes y composiciones como inicio de experimentaciones en obras de mayor ambición.

“No estoy interesado en plasmar ilusiones fotorrealistas, son simplemente un intento de proporcionar una realidad narrativa lo más cercana al natural para atrapar al espectador hacia lo que describo”, puntualiza Chanivet.

La obra de Chanivet busca manifestar un mundo detenido, posado en los recuerdos de un consciente lleno de referencias. Sus modelos son piezas de un puzzle imposible, elementos imprevistos que sostienen levemente la mirada para perderla al instante. Son piezas que crean inquietud y máxima expectación, transmitiendo desenlaces contrapuestos; espacios que ilustran lo cercano y lo remoto, lo verdadero y lo que se quiere sentir como verdadero, lo presente y lo ausente; en definitiva, esquemas de una historia cuyos personajes transitan por escenarios de realidades presentidas.

Realizadas con una aplastante fortaleza plástica, con un resolutivo planteamiento dibujístico; una concepción formal abierta, descubren a un artista total como Chanivet. Un pintor que hace una acertada utilización de los materiales para organizar un entramado visual, donde todo queda supeditado a la intención de un espectador que asume las infinitas circunstancias que la representación promueve.

Parte de su obra toma un valor documental propio, al estar relacionadas con su propia experiencia y aprendizaje. Chanivet mezcla ficción y verdad y crea un espacio ficticio real, experimental, abordando cuestiones tales como la critica, la postura del artista ante lo que le rodea, y sobre todo la relación espacio-tiempo. Las mitologías personales que construye en sus dibujos hacen partícipe al espectador de una tensión narrativa y desasosiego profundo, permitiendo deducir una verdad más importante que las realidades ficticias representadas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Previous Tregua de Airbus: No se confirma el cierre de la planta de Puerto Real
Next Vadillo apunta al Espanyol

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.