Con la octava sesión del Concurso Oficial de Agrupaciones del Carnaval de Cádiz llegó el turno de la primera de las dos agrupaciones de adultos que representarán a Puerto Real en este 2020: la Chirigota de Fermín y Antoñito “No aguantamos más…vamos de impacientes”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Cabezas de serie de la sesión, tras su gran papel en el pasado concurso, y cerrando función, la chirigota puertorrealeña volvió a bordar la interpretación de su repertorio desde, nunca mejor dicho, antes de que Eduardo Bablé presentara la misma y se abrieran las cortinas del Gran Teatro Falla.

Y es que el público asistente al templo gaditano despidió a la agrupación puertorrealeña al grito de “¡Esto si qué es una chirigota!” con una gran ovación tras una actuación en la que sus componentes no pararon literalmente sobre el escenario, interpretando de manera excepcional un repertorio nada fácil de ejecutar y perfectamente ajustado al tipo representado.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

La chirigota, que vuelve a contar con la autoría de Fermín Coto y Antonio Domínguez en letra y de Sergio Guillén “El Tomate” en música, cumplió con lo anunciado desde el pasado verano, ejecutado el día de la apertura de inscripciones al COAC 2020 (siendo la primera agrupación en realizarla) y representado sobre las tablas del Gran Teatro Falla: tipos impacientes, sin ningún tiempo que perder y adelantándose a todos los acontecimientos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Una presentación que comenzó con el final de popurrí y el grito de “¡Campeones!” por parte de un público con el que la chirigota conectó rápidamente, interpretando su repertorio en la gaditana Plaza de las Flores y con un primer pasodoble, acto seguido tras la presentación, donde agradecen todo lo vivido durante el 2019, volviendo por ello de nuevo al COAC.

La chirigota puertorrealeña criticó en el segundo pasodoble los continuos cambios en el COAC y su reglamentación, en este caso como cabezas de serie y reivindicando un trato igualitario para todos los compañeros que concursan. En la tanda de cuplés, con amago de estribillo incluido antes de los remates de los mismos, estos impacientes hacen alusión al peaje y al robot aspirador, siguiendo su camino hacia un popurrí que se caracterizó tanto por sus grandes dosis de diversión como por una genial interpretación.

El público del Gran Teatro Falla ovacionó a la chirigota puertorrealeña, que dejando atrás el alto listón de 2019, volvió a bordar su estreno en el presente COAC.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD