El Comité de Empresa del Ayuntamiento de Puerto Real señala: “Apagan fuego rociando gasolina”


Los trabajadores municipales, a través del Comité de Empresa del Ayuntamiento de Puerto Real, han emitido un comunicado tras lo acontecido en la mañana del martes en la Plaza de Jesús, manifestando su “repulsa y asombro” por la “actitud desafiante y chulesca” de Elena Amaya, alcaldesa de Puerto Real.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

En el día de hoy los trabajadores y trabajadoras municipales seguíamos con nuestras reivindicaciones, tal y como ya es habitual, frente al Ayuntamiento de la Plaza de Jesús. Mantuvimos nuestra lucha  a pesar de la lluvia y el viento, con el único objetivo de que nuestra protesta se escuche con fuerza, aunque sea ruidosa, con la intención de que algún día nos hagan caso y se puedan solucionar todas las ilegalidades e irregularidades que existen en nuestra administración.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Para nuestra sorpresa, hoy nos encontramos con una docena de efectivos de la Policía Local custodiando la Casa Consistorial como si de un fortín se tratase, impidiendo nuestra entrada al ayuntamiento. Hasta cuatro coches de policía fueron convocados allí, uno de ellos colocado dentro de la Plaza de Jesús, para custodiar e impedir la entrada de los delegados sindicales dentro del edificio, un acto pacífico que llevamos haciendo desde que iniciamos nuestras protestas a principios de agosto.

Esto se suma a la coacción que está ejerciendo sobre nosotros el Equipo de Gobierno de PSOE y AxSí, que mediante instrucciones y amenazas a los jefes y jefas de servicio impiden en algunos casos no se pueda acudir a la protesta en el tiempo de descanso.

Esta mañana, después de que un cordón policial impidiera a nuestros delegados sindicales entrar en el ayuntamiento, decidimos quedarnos fuera, bajo los balcones y dentro del espacio vallado. De repente, las ventanas se abrieron y, para nuestra sorpresa –aunque ya no deberíamos sorprendernos de nada que venga de ella-  apareció la alcaldesa, asomada a uno de los balcones con postura desafiante, provocando a los que allí estábamos bajo la lluvia y sin mostrar ningún tipo de empatía o acercamiento.

En una actitud que la descalifica más aún de lo que ya lo está, la señora alcaldesa se puso, literalmente, a contar y a señalar a cuántos nos encontrábamos en la protesta, incluso preguntando con descaro a varios de nosotros si de verdad tenían el atrevimiento de protestar. ¿Hasta dónde puede llegar la osadía y la falta de respeto por parte de esta señora? ¿Se puede permitir por parte de un partido socialista la coacción a un derecho legítimo como es nuestra pacífica protesta? ¿Qué va a ser lo siguiente?.

Desde el Comité de Empresa de este Ayuntamiento queremos manifestar nuestra repulsa y nuestro asombro, así como nuestro profundo malestar, por la actitud desafiante y chulesca de la que es, por ahora, Alcaldesa de Puerto Real, y que en lugar de buscar una solución consensuada intenta apagar el fuego rociando gasolina.

FUENTE: Comité de Empresa Ayuntamiento de Puerto Real

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Previous El Obispado da "luz verde" a la vuelta de las procesiones
Next Tótem Ensemble presenta en Cádiz "Bandas Sonoras"

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.