Mi objetivo es rescindir el contrato de 5.500 millones de dólares entre EasyJet y Airbus por 107 aviones inútiles más. Esa es la forma de preservar el valor para todos los accionistas y todos los que tengan bonos”, con esas palabras ha puesto Stelios Haji-Ioannou, Fundador de EasyJet, en jaque a la planta industrial de Airbus en Puerto Real. Una noticia que ha sentado como un jarro de agua fría al Consejo de Administración de la aerolínea de bajo coste británica y que va contra los intereses más cercanos de Airbus.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

“Si el Consejo de Administración de EasyJet mantiene el compromiso de estos 5.500 millones de dólares con Airbus y no lo cancela, entonces lamento informar que EasyJet se quedará sin dinero hacia el próximo mes de agosto, si no antes.  El único derecho que tenemos como accionistas es utilizar nuestro voto para remover a los directores del Consejo de Administración”, afirmó Haji-Ioannou en una carta con 18 puntos.

“Rescindir el contrato de Airbus es la única oportunidad que tienen los accionistas actuales para mantener cualquier valor en sus acciones. Si EasyJet rescinde el contrato de Airbus, entonces no necesita préstamos del contribuyente del Reino Unido y tiene la mejor oportunidad de sobrevivir y prosperar en el futuro con alguna inyección de capital adicional provisto por los mercados”, proseguía.

EasyJet necesita planificar ahora una reducción del tamaño de su flota de 350 a 250 aviones. Ya no necesitará más nuevos aviones por muchos años. La flota actual ya es una de las más jóvenes en el sector. No puedo resaltar más este punto. Para proteger el valor de los accionistas y los tenedores de bonos, los accionistas de EasyJet deben votar para eliminar a estas personas del Consejo de Administración lo antes posible”, incide.

Golpe a Airbus Puerto Real

La noticia lanzada desde la empresa británica ha golpeado de nuevo a la planta de Airbus en Puerto Real, donde aún se resienten de la cancelación del programa A-380. Con las aerolíneas más potentes del mundo, algunas como KLM o Qantas, deshaciéndose de todos los aviones de cuatro motores, especialmente de sus 747-400, ahora la producción de la planta de La Villa se centraba en la fabricación los estabilizadores de cola de los modelos A320 y A320NEO. Modelos que coinciden con la petición de EasyJet, y que deja prácticamente en jaque a los trabajadores de la factoría.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD