Durante la pasada madrugada, miembros de la Policía Local tuvieron que desalojar un establecimiento en el Río San Pedro por “incumplimiento de las medidas de seguridad dispuestas por la Autoridad Sanitaria en prevención del contagio y propagación del COVID-19”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

En el lugar, los agentes, según ha podido saber Puerto Real Hoy a través de varios testigos, se encontraban alrededor 100 personas, sin guardar en ningún momento las distancias  de seguridad y haciendo uso de la barra del local. Algo prohibido por el Estado de Alarma y las medidas descritas por parte del Ministerio de Sanidad. La Policía Local, según ha comunicado a través de su cuenta en Facebook, “ante el inminente riesgo para la salud pública provocada por la situación, se procedió al desalojo de la clientela y al cese cautelar de la actividad”.

Con esta actuación, el citado chiringuito, situado en las inmediaciones del Complejo Deportivo “Río San Pedro”, se podría enfrentar ahora a una sanción de entre 3.000€ y 60.000€ por no cumplir con las normas decretadas en el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo por el que se declara el Estado de Alarma. “Se recuerda a los ciudadanos de la importancia de respetar las normas, como por ejemplo, guardar las distancias de seguridad, cumplir con el aforo autorizado, usar las mascarillas de protección,… entre otras”, señalan desde la Policía Local de Puerto Real.

“Es responsabilidad de todos y debemos seguir dando ejemplo de civismo y compromiso para poder vencer esta pandemia, ya que situaciones de relajación, como la de esta madrugada, lo único que trae consigo, además de la posible propuesta de sanción, es un malestar innecesario y el rebrote de un virus que todos queremos erradicar”, finalizan desde las fuerzas de seguridad local.

No había alrededor de 100, según el gerente

“En el interior solo había unas 40 personas y en la terraza unas 14”, ha afirmado el gerente del establecimiento a Diario de Cádiz, donde ha asegurado que “en los alrededores sí que había más gente, en la playa y el paseo, pero no tenían nada que ver con el bar”.

 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD