Los proyectos previstos en Puerto Real para la instalación de varias plantas fotovoltaicas, con una inversión global de cientos de millones de euros, se están viendo retrasados por el Partido Andalucista.

El equipo de gobierno ha venido acometiendo una reforma en tres ordenanzas fiscales: la que regula el Impuesto de Construcciones Instalaciones y Obras (ICIO), la prestación compensatoria por el uso excepcional de suelo no urbanizable y la tasa de tramitación de licencias de obras. El motivo de estas modificaciones ha sido ajustar a la realidad del sector de las renovables.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Tal y como explicó cuando se iniciaron los cambios la teniente de alcalde de Hacienda, Fátima Pontones, ”estas ordenanzas, cuyos textos no se han modificado desde 2006, carecían de una regulación concisa y clara para estos proyectos innovadores, y las bases de los tipos aplicables sólo tenían en cuenta la superficie a ocupar y los presupuestos de ejecución material (PEM) de los proyectos, pero no la capacidad de generación de energía en MW (megavatios) que es el concepto que, en líneas generales, se ha introducido en las modificaciones, tal y como han hecho otros municipios con experiencia en este sector.”

Para esta reforma de las ordenanzas, que no es un procedimiento sencillo, el área económica del Ayuntamiento, bajo el liderazgo de Fátima Pontones y del propio alcalde, ha tenido que aplicarse a fondo, e incluso esperar la aprobación del Ministerio de Hacienda, con el objetivo último de no dejar escapar inversiones y generación de puestos de trabajo para la ciudad, debido al interés de este sector por implantarse en Puerto Real.

Con las propuestas de las empresas encima de la mesa, en el mes de mayo se aprobaron de modo inicial en el Pleno del Ayuntamiento sin el apoyo del Partido Andalucista. Tras su publicación en el BOP, se abría un plazo de 30 días y, si no se presentaba ninguna alegación en contra, entraría en vigor en este mes, y podrían ya las empresas citadas comenzar unos proyectos que sin duda alguna, ponen a Puerto Real en el mapa de las energías renovables y arrancan este sector que genera economía presente y futura.

No obstante, ha sido precisamente el Partido Andalucista quien “con el único fin de que no se termine esta gestión que a todas luces benefician a la ciudad presenta unas alegaciones a escasos días de la entrada en vigor de la normativa, lo que nos obliga a repetir pasos que retrasarán la entrada de las empresas varios meses más”, señaló Antonio Romero, Alcalde de Puerto Real. “Las alegaciones a estos impuestos se basan en un error de interpretación de unos informes de Intervención, aspecto éste que se le ha intentado explicar, sin éxito, al Partido Andalucista, porque en realidad no quieren aclaración, sino que esto se retrase”, prosigue el Regidor.

Antonio Romero se ha mostrado atónito por la actitud del PA: “sabiendo la necesidad que tenemos en Puerto Real de que lleguen inversiones y empresas que generen puestos de trabajo, no me explico cómo son capaces de boicotear la llave que va abrirnos la puerta de esa inversión”.

“Así, no me extraña que los cuatro años de gobierno de Maribel Peinado sólo sirvieran para aumentar la deuda del Ayuntamiento y dejarnos sin dinero, el que nos hace falta ahora para el mantenimiento y limpieza de la ciudad que tienen ahora la poca vergüenza de reclamar”, finaliza Fátima Pontones.

FUENTE: Ayto. de Puerto Real 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD