Agentes de la Policía Nacional han detenido en Puerto Real  (Cádiz) a una mujer como presunta autora de un delito de simulación de delito. La  detenida denunció que había sufrido un robo por el método del tirón por parte de dos personas que circulaban en un ciclomotor, los cuales se apoderaron de un monedero que contenía 325 €. Los agentes tras realizar la investigación pertinente descubrieron la falsedad de lo manifestado por lo que la supuesta víctima se convirtió  en autora de una infracción penal contra la administración de la justicia.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Los investigadores del grupo de Delincuencia Urbana desarrolladon las pesquisas sobre los hechos denunciados y  tras recabar datos, se citaron  nuevamente a la  denunciante para tomarle declaración. Realizadas las gestiones se determinó  que los hechos denunciados no eran ciertos. Los investigadores comprobaron  que dichos delitos nunca ocurrieron, siendo denunciados hechos inexistentes con el único objetivo de lograr que sus respectivos seguros se hicieran cargo de las indemnizaciones contratadas en el supuesto de determinados hechos delictivos, incurriendo  además en un delito de estafa.

Comprobación de los hechos

El procedimiento a seguir una vez que los agentes reciben una denuncia es la comprobación de los hechos, así como la posterior investigación. En caso de ser veraz se encaminan las gestiones hacia la detención de los presuntos autores. Si los hechos denunciados son falsos se imputa, y en ocasiones se detiene, a los denunciantes, poniéndolos a disposición de la justicia.

Presentar una denuncia falsa tiene consecuencias tanto para el individuo como para el sistema policial. De hecho, se considera un delito penal  contra la administración de la justicia y da lugar a multas sustanciales. Además, las simulaciones de delito suelen acompañar otras infracciones, como las estafas. Para la sociedad, una denuncia falsa provocan que se inviertan recursos humanos y materiales, restando esa dedicación a la investigación de los ilícitos efectivamente cometidos sobre las víctimas reales, lo que conlleva la pérdida de recursos policiales y la contaminación de sus bases de datos. Este tipo de delito es bastante común y generalmente perpetrado por ciudadanos que no tienen antecedentes penales.

Aplicación informática VeriPol para detectar denuncias falsas

La Policía Nacional puso en marcha en 2018 la aplicación informática VeriPol que detecta las denuncias falsas interpuestas en casos de robos con violencia e intimidación o tirones. La herramienta, cuyo acceso se habilitó en todas las comisarías de España, identifica el delito basándose en el texto de la denuncia, por lo que no necesita ninguna información por parte del usuario, y es completamente automática. Se trata de la primera herramienta de este tipo en el mundo y diversos experimentos empíricos demuestran que tiene una precisión superior al 90%, mientras que policías expertos alcanzan una precisión del 75%.

FUENTE: Policía Nacional

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD