Navantia Puerto Real ya ha votado su decisión sobre el Plan Industrial 2018-2022 y el convenio único de la compañía.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Durante la jornada de este jueves, los algo más de 450 empleados de Navantia en Puerto Real realizaron una asamblea donde pudieron votar, de forma secreta, hasta las 18:00 h., ya que muchos tuvieron que hacerlo en el turno de tarde. Según ha podido saber Puerto Real Hoy, el se espera que la factoría de Matagorda de el “sí” cuando la urna de los votos se abra este próximo martes, junto con el resto de centros de Navantia en toda España.

Noruega y Francia, bazas importantes

Si bien el Plan Industrial 2018-2022 recoge la construcción del Buque TLET y el BAM IS por parte de la factoría puertorrealeña, en las últimas horas también se ha conocido que Navantia ha viajado hasta Francia para reunirse con los miembros del astillero de Chantiers de L’Atlantique, que están al cargo de la construcción de siete cruceros para la compañía Royal Caribbean.

Como ya informó Puerto Real Hoy en su día, la intención del astillero galo es que la factoría puertorrealeña se haga, en principio, cargo de la obra viva de uno de los cruceros, con la clara intención por parte de la empresa pública española y también del Comité de Empresa, de que se puedan hacer también la misma tarea del resto de buques restantes. La ejecución de este proyecto tendría un total de 15 meses, aunque fuentes sindicales ya informaron a este diario que dicho trabajo implicaría el mismo, o más, que los actuales Suezmax.

Por otro lado, Navantia también tenía el encargo para realizar trabajos para una plataforma de Noruega, unos trabajos que podrían verse aumentados ya que la compañía nórdica también quiere que el astillero español se encargue del armamento de la misma, lo que conllevaría la implicación de 500 personas en la misma, las cuales se encargarían de, además de la soldadura y calderería, tubería, electricidad, etc.

En cuanto a posibilidades futuras, contratos en la India, Gran Bretaña o las siempre recurrentes subestaciones de Iberdrola también formarán parte de las posibilidades de dar trabajo a Navantia en los próximos años.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD