La situación en la Escuela Infantil Municipal “Triquitraque” es límite. Así lo confirmaban fuentes del propio centro a Puerto Real Hoy, donde además anunciaban que se movilizarán el próximo 3 de Febrero, en horario de 10:00 h. a 11:30 h. de la mañana, para protestar por el trato que están recibiendo desde las Administraciones, el Ayuntamiento de Puerto Real titular del centro en convenio con la Junta de Andalucía, y desde la empresa, CLECE SA (KOALA, en la actualidad).

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Meses atrás, las familias del Triquitraque convocaron varias movilizaciones denunciando el incumplimiento de las medidas de seguridad y el protocolo COVID, ya que “la estrategia denominada ‘grupo burbuja’ ,en la que siempre las mismas personas estarían en contacto con los mismos grupos, no es posible llevarla a cabo de ninguna de las maneras”. Tras las protestas, y visita de la Alcaldesa de Puerto Real mediante para reconocer que aparentemente se cumplía el protocolo COVID-19, tanto el sindicato CGT -que apoya y organiza conjuntamente la protesta de las trabajadoras- como EQUO, alertaban de una situación que ya venía acarreando desde el comienzo de la concesión administrativa.

Pero la situación es límite. El Plan de Contingencia no se está llevando a cabo, según las trabajadoras, “tenemos a una compañera de baja porque ha tenido que aislarse por contacto estrecho de COVID-19, y es la auxiliar la que está ejerciendo su labor en las clases”. A todo ello, el centro no cuenta con su directora desde “hace más de un mes. Cogen a la auxiliar en prácticas y le hacen coger llamadas, recibir matrículas, haciendo gestiones de dirección. Nos vemos muy solos”.

“Estamos hablando de niños pequeños. Que es imposible hacer la burbuja, si no hay auxiliar o un profesor cae enfermo, ¿qué pasa? ¿Qué pasa con esos niños?. Si no hay auxiliar ni dirección, ¿qué hacemos con esos niños?. Te lo puedo decir, los juntan con el otro aula burbuja. No existe Plan de Contingencia. Echaron a las compañeras haciendo falta los trabajadores, no se pueden agarrar ni a la ratio. ¡Es que no hay ni dirección en la puerta!”, reclaman.

Las trabajadoras insisten en que la situación viene de lejos, más exactamente desde 2013 y denunciadas en Pleno por EQUO en 2014. “Lo que venimos reclamando viene en el Pliego de Condiciones, lo hemos pedido y se ha estado incumpliendo”, insisten. “No hay dirección, no hay proyecto educativo. Lo hemos pedido y solo hacen darnos largas”, prosiguen. Y es que la empresa, según las trabajadoras, está esperando a que las auxiliares en prácticas se titulen para que continúen en sus puestos. “No señor, nos tienen que poner a una dirección. Y si quieren que las auxiliares en prácticas hagan las labores de dirección, que se lo digan por escrito, y no medio amenazándolas con ‘pues tú sabrás'”, añaden.

¿Qué pasa con el Ayuntamiento y CLECE?

Desde el centro también se quejan de los cambios en los jefes de servicio, los cuales siempre excusan que “yo soy nuevo en el servicio; no sé de qué va esto… y a fecha en la que estamos tenemos una tutora de baja, confinada, y la auxiliar en prácticas está sustituyéndola y a la vez haciendo las labores de dirección”.

Las empleadas del Triquitraque se muestran cansadas y enfadadas, “tanto con el Equipo de Gobierno como con la oposición” en el Ayuntamiento de Puerto Real. Y es que en la última sesión Plenaria se habló del pliego de condiciones de dicha concesión a CLECE SA. “Un pliego de condiciones que se ha incumplido muchas veces desde 2013, y a pesar de denunciarlo el Ayuntamiento, quien estuviese, les perdonó la deuda, no invertían… ¿qué está pasando aquí?. Se les dio un listado de una parte del pliego de condiciones que se está incumpliendo, pues tampoco. ¿Qué pasa con este Ayuntamiento, Equipo de Gobierno y oposición? ¿Qué pasa con CLECE o Koala ahora? ¿Cómo se puede permitir todo esto?”, expresan.

Desde el Centro insisten en que la ratio no debe ser un problema a la hora de contar con más personal “ya que la Junta de Andalucía está doblando personal en todos los centros. ¿Cómo nos van a quitar trabajadores?”.  Las trabajadoras insisten en el hartazgo hacia la empresa, además de seguir denunciando distintos incumplimientos dentro de los protocolos sanitarios establecidos para el centro educativo ante la merma de efectivos.

Sin tiempo para desinfección

El personal de limpieza también quiso dar su versión de lo que se está viviendo en el “Triquitraque”, ya que un documento enviado a la empresa y al propio Ayuntamiento asegura, según las trabajadoras, “que es imposible y no da tiempo a hacer la desinfección como se debería en el centro. Y les da igual”.

Las trabajadoras comentan que la propia encargada de limpieza es también la que “se encarga de preparar el comedor de los más pequeños, y está en una jornada de seis horas y no ocho”. “Según la Junta de Andalucía el protocolo de desinfección hace falta, como mínimo, una persona de apoyo para la limpieza. Hemos firmado un documento todos los compañeros y disponen de él varios concejales, lo hemos presentado en el Ayuntamiento junto con una moción. Nadie está haciendo nada. Esto roza lo indecente”, finalizan.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Previous La Red Andaluza de Medicina Transfusional hace un llamamiento urgente a la donación de sangre tras las fiestas navideñas
Next La FLAMPA pedirá que las clases se suspenda durante dos semanas

1 Comment

  1. Avatar
    Deaquellospolvosestoslodos
    21 de enero de 2021
    Responder

    El modelo que se usó para la concesión de la explotación del centro escolar era para llorar. Todo se complicó sobremanera cuando el gobierno municipal de la Sra. Peinado, ahora Axsi en el actual gobierno, en vez de exigir el cumplimiento del pliego de condiciones que le otorgó la concesión a Clece tramitó y aprobó en Pleno una suerte de perdón de la deuda. El problema para cualquier equipo de gobierno tras ese Pleno bochornoso es que le han dado armas a la empresa de Florentino Pérez para poder litigar con cualquier demanda que interponga el ayuntamiento. Lo que es muy improbable que suceda pues con los tiempos judiciales no se resolvería antes de que termine la propia concesión. Lo que sí puede hacer el equipo municipal actual es valorar la sistemática declaración de pérdidas de la empresa y demandar su abono así como reclamar las inversiones del pliego por el cual se la contrató, pues lo aprobado en ese Pleno no es legal ya que lo que prometió Clece a cambio era poco más o menos ocuparse del mantenimiento o invertir en juguetes. Eso no son inversiones: constituyen gastos corrientes de funcionamiento propias de la obligación que tienen por ley de entregar el centro en las mismas condiciones que lo recibieron del ayuntamiento.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.