Lucía Ariza: “Nosotros siempre estamos observados por las administraciones y nos basamos en criterios”


El patrimonio es parte de la historia, de la esencia y de la idiosincrasia de un lugar de ahí la vital importancia de su mantenimiento y conservación. Puede que haya elementos del patrimonio que en apariencia carezcan de importancia a nivel histórico, pero que sin embargo forman parte de un todo, quizás de una costumbre, que ha observado la historia pasar.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Un ejemplo de esto son las campanas que flanquean el altar mayor de la Iglesia de San José, que cuentan ya uno o varios siglos en la historia de Puerto Real y que actualmente están siendo restauradas para que puedan seguir formando parte y siendo un detalle de la historia de la localidad. Según Lucía Ariza, restauradora y conservadora de obras de arte puertorrealeña, “el trabajo consistió en una intervención sobre los yugos de las campanas, no directamente en las campanas al completo, simplemente en las maderas y los herrajes de la zona superior. Ya que se encontraban en mal estado, por el ataque de los insectos y por el propio paso del tiempo.”

Sobre la importancia ya citada de la conservación del patrimonio y de una correcta restauración, y sobre todo de la necesidad de que esas labores sean llevadas a cabo por profesionales también ha hablado Ariza, en su entrevista a Noticias Locales, “existe una gran polémica respecto a eso. Día a día salen noticias, que pueden verse en las redes sociales, de personas que hacen intervenciones no muy acertadas y que luego tienen más notoriedad que nuestro trabajo, que es un poco en la sombra. Es una pena, porque nosotros tenemos que ir arreglando esas malas intervenciones.” Y añade en esta misma con respecto a la importancia de los profesionales en este ámbito laboral “nosotros siempre estamos observados por las administraciones y nos basamos en criterios como realizar estudios previos y seguimos un código deontológico.”

Por su parte valora positivamente la labor del Ayuntamiento de Puerto Real con respecto a su visión y tratamiento del patrimonio local, “la verdad es que es bastante importante la sensibilidad que está demostrando el equipo de Gobierno respecto al patrimonio de la localidad.” Lucía Ariza no es éste el primer proyecto local que realiza, ya que anteriormente ya había sido contratada para la realización del retablo cerámico de la patrona de la localidad que se puede observar en la estación de tren. Ese proyecto dice que quizás sea el más visible, además de que “es el más significativo por el valor sentimental y patrimonial para los puertorrealeños. No es un valor tan material como otros, por el cariño que se le tiene.”

Con respecto a nuevos proyectos la restauradora puertorrealeña insiste en que continuará con la restauración de las campanas de la Iglesia de San José, así como con otros proyectos particulares y de creación artística.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Previous Una jornada para la historia de la Virgen de la Estrella
Next Unos 2.500 estudiantes más para el Campus de Puerto Real

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.