La CGT denuncia que la Junta de Andalucía “reclaman a los despedidos de DELPHI y la industria auxiliar, que las cantidades satisfechas como retribución por formación y prácticas en esos años, se devuelvan por sospecha de simulación de contrato cuando ha sido causado por la propia incompetencia de la Junta. Los trabajadores advierten: “o se acuerdan y rubrican soluciones en plazo a estos abusos, o nos van a oír”. 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Cuando faltan pocos meses para que la crisis de DELPHI cumpla nueve años -marzo 2007-, sin que ninguno de los compromisos de gobernantes y dirigentes políticos se haya cumplido, sin que la provincia más marginada y despreciada -de cuantas ocupan los últimos puestos de cualquier escala-, haya recibido nada de lo que garantizaron, sin que el empleo asegurado se haya formalizado, sin que las inversiones se hayan materializado, sin que los derechos básicos e inalienables estén asegurados, sin que funcione la justicia social y la equidad siga ausente, tras casi nueve años y por incapacidad y desorden de los gobiernos sucesivos, la situación se ha agravado; y eso que era difícil de empeorar.

Ahora reclaman a los despedidos de DELPHI y la industria auxiliar, que las cantidades satisfechas como retribución por formación y prácticas en esos años, se devuelvan por sospecha de simulación de contrato.

Cuando hubo que exigir las cantidades que concretó DELPHI Corporation USA, la Administración no hizo NADA, cuando hubo que reclamar indemnización por dislocación empresarial dentro de la U.E., la Administración lo había olvidado, cuando hubo que exigir avales para ciertas subvenciones públicas, la Administración lo omitió, cuando hubo que apostar por Cádiz (no lo olvidemos, 2007 antes de la crisis actual), la Administración lo aplazó. Ahora, con los parados, emplea mano dura. ¡Qué Gobierno más absurdo! Duro con los débiles y débil con los poderosos.

La Administración: Junta de Andalucía, Universidad, Organismos Autónomos Públicos, SEPE, Fiscalía, Inspección de Trabajo, Ayuntamientos, Cámara de Cuentas, Parlamento, Audiencia, partidos políticos, Fundaciones, Entidades Aseguradoras, etc. Ahora está claro quién perdió el empleo, la tranquilidad de su familia y el futuro de su vejez: la clase trabajadora. Otra vez.

Qué poco cuesta empeñar la palabra de una Junta de Andalucía; quienes heredan sus privilegios y aforamientos, excusan sus obligaciones.

Obligaciones que CGT siempre tuvo en primera instancia: empleo y luego empleo y finalmente empleo. Cursos específicos para la actividad. Desarrollo de planes de inversión. Fijar objetivos a corto plazo: esos parados NO eran alumnos, sino cabezas de familia con necesidades acuciantes e imperiosas.

Pero no ha sido sólo DELPHI, es que además de ese cierre y al son de la crisis, se han perdido miles de empleos más y miles de familias condenadas a la pobreza y a la marginación. Hace afortunadamente muchos años, el señorito iba a la plaza y señalaba a quien le parecía; hoy los señoritos están en las poltronas y no quieren acudir a las plazas de los pueblos. Hasta en eso se ha empeorado. Y a esto le llaman: GOBERNAR.

Pero no podemos quedar impasibles, nerviosos o cobardes, así se inició la caída del sistema en 1789 y la conquista de la libertad y la dignidad, ésta ha de ser la señal de unidad solidaridad y éxito.

Cádiz resistió la dictadura napoleónica y originó la constitución más progresista. O se acuerdan y rubrican soluciones en plazo a estos abusos, o nos van a oir. Con nuestras familias no se juega a “gobernar”.

FUENTE: CGT

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD