El pianista gaditano José Luis Nieto da vida a la Suite Iberia de Albéniz en el Teatro Principal


El Ateneo Literario, de Artes y Ciencias de Puerto Real pone este viernes 21 de diciembre en el Teatro Principal el broche de oro a las actividades desarrolladas en el presente año 2018, con un interesante concierto de piano protagonizado por el músico gaditano José Luis Nieto, quien interpretará la Suite Iberia de Isaac Albéniz.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Cabe destacar, el reconocimiento y la trayectoria  musical del pianista nacido en El Gastor en 1977, que comenzó su formación artística en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid, para más tarde desembarcar en Moscú, donde estudió en el prestigioso Conservatorio Tchaikowsky.

Tras la diplomatura obtuvo el doctorado al amparo de maestros como Mikhail Voskressensky y Victor Merzhanov. Actualmente cuenta con un amplio bagaje internacional como solista. Ha ejecutado piezas en diversas filarmónicas de Rusia, Oriente Próximo o América y publicado siete discos que le acreditan como uno de los referentes españoles del piano contemporáneo. No en vano, en enero de 2018 José Luis Nieto ha sido nombrado académico de la Academia de las Artes Escénicas de España.

Para la ocasión, la entidad ateneísta ha fijado un precio atractivo para el concierto, ya que las localidades van desde los cinco hasta los diez euros, con un descuento del cincuenta por ciento tanto para los socios como para los miembros de la Universidad de Cádiz, que podrán hacer efectivo en las taquillas del teatro puertorrealeño.

Sobre el programa que ejecutara Nieto, La Suite Iberia de Isaac Albéniz, precisar que su autor escribió esta obra repartida en cuatro cuadernos entre 1905 y 1909, en los estertores de su vida, cuando ya había alcanzado la madurez creativa. Su mirada hacia España –cuyo título no pudo utilizar– se centra en Andalucía (Corpus Christi, El Albaicín, Jerez…) y solo reserva un espacio ajeno al sur de la península en la pieza Lavapiés –el castizo barrio madrileño–.

Iberia fue avalada por compositores como Debussy, Ravel o el pianista y director Daniel Baremboim. Messiaen se referió a ella como “una de las más brillantes muestras del instrumento rey”. Décadas más tarde, esta composición fue impulsada a otro nivel cuando la conspicua y menuda pianista Alicia de Larrocha decidió grabarla hasta tres veces. El derroche de pasión y ambición que Albéniz plasmó en la partitura ha seducido a pianistas de todo el mundo, que una vez insertos en la obra han percibido que la imaginación y el talento conviven en un laberinto técnico de gran complejidad. No en vano, está considerada como la más importante obra de la literatura pianística española, así como una de las cimas de la música para piano de todos los tiempos.

FUENTE: Ateneo Literario, de Artes y Ciencias de Puerto Real

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Previous Con la creación de un Grupo Motor finalizan las I Jornadas Feministas de Puerto Real
Next La UCA inaugura la pasarela que conecta a la Escuela Superior de Ingeniería con la estación Las Aletas

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.