La plantilla de astilleros está sufriendo un envejecimiento ya que las diferentes crisis y reducción de carga de trabajo ha provocado que no se contrate mano de obra joven, si no que los puestos que producen sean para los mismo que ya construían barcos antes. “Es una pena que esa experiencia que la mayoría tenemos no se aproveche, que no haya jóvenes a nuestro lado a quienes poder enseñar lo que hemos aprendido durante décadas” aseguraban fuentes de la empresa.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

El Comité de Empresa de Astilleros en Puerto Real se muestra preocupado por este envejecimiento, y la misma situación se puede encontrar también en San Fernando y Cádiz. “En dos años, entre el 30 y el 40% de la plantilla podría irse con una jubilación anticipada, porque ya habrá cumplido los 62 años; y además, la gran mayoría de la plantilla ya tiene cotizados los 40 años” señalaba Ramón Linares, representante sindical del astillero de La Villa, en Diario de Cádiz.

Según cálculos de la empresa en 2015 más de 100 trabajadores habrá llegado a la edad de jubilación anticipada, y en 2016 se prevé más aún. Linares afirma que la preocupación existe porque “si tenemos que afrontar grandes retos, ya sea en el mercado civil o en el militar, tenemos que tener gente preparada”. Y añade “se están preparando cursos de formación tanto para quienes ya tienen experiencia como para aquellos que no, para jóvenes que entran por primera vez en el mundo de la construcción naval. Pero lo que hace falta es que tengan clara una consignación presupuestaria y ponerlos en marcha ya”. De ahí la importancia y la apuesta del comité por la propuesta de la Junta de Andalucía y los sindicatos de crear un cluster del sector naval.

Foto: Eulogio García/Diario Bahía de Cádiz

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD