La Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Puerto Real, así como la empresa pública Grupo Energético de Puerto Real, se ha hecho un llamamiento a la ciudadanía para advertir del grave peligro de salud pública que supone el abandono de guantes y bolsas de basura fuera de los contenedores.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Los residuos domiciliarios pueden suponen un gran foco de propagación del COVID-19, al poder estar contaminados por dicho virus y facilitar su transferencia a personas cercanas. De igual forma ocurre con los guantes abandonados en la vía publica.

En la actualidad más de 50 profesionales trabajan a diario exclusivamente en la limpieza viaria y desinfección de los contenedores, contabilizando cerca de 4.000 acciones desde que se decretó el estado de alarma.

El cómodo acto de poner una bolsa fuera del contenedor pone en riesgo a los trabajadores del servicio de limpieza, por lo que se convierte en una cuestión de salud, civismo y solidaridad depositar las bolsas correctamente en el interior de los contenedores. Debemos pensar que, si no lo hacemos, son ellos los que tienen que manipular las bolsas para introducirla en los contenedores con el consiguiente riesgo para su salud, la de sus familias, y por contagio, la de cada uno de nosotros.

Hay que recordar que la prohibición de depositar basura en la vía pública está regida por la “Ordenanza Municipal Reguladora de la gestión de los residuos urbanos y de la limpieza viaria de puerto real”, y que su incumplimiento puede acarrear graves sanciones.

FUENTE: Ayto. de Puerto Real.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD