Con la llegada del Viernes Santo, la Iglesia Conventual de la Victoria se engalanó para la salida procesional del Santo Entierro de Nuestro Señor Jesucristo y de Nuestra Señora de la Soledad.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Una abarrotada Plaza Madre Loreto vio como a partir de las 19.00 h. la Cruz de Guía comenzaba su itinerario previsto dirección a la Residencia de Ancianos Joaquina de Vedruna, primera de las citas obligadas para esta Hermandad.

Carrera Oficial y Prioral de San Sebastián fueron otros de los puntos donde el paso de Misterio, con Antonio M. Boy Gaviño como capataz y el paso de Palio con Antonio López Vergara y de nuevo acompañado musicalmente por la Banda de Música Pedro Álvarez Hidalgo, fue completando su recorrido antes de volver de nuevo a su Templo, donde los puertorrealeños esperaron los tradicionales tres portazos pasada la medianoche.

En este 2019, la Hermandad estrenó nuevo juego de bambalinas en metal plateado respetando el diseño de las bambalinas antiguas, plateado de la Gloria del Palio y de las cresterías que enmarcan el techo y la restauración de la Saya procesional, limpieza y pasado de bordados a un nuevo terciopelo negro.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD