Junto a las detenciones se ha podido intervenir, además del cobre hurtado, un vehículo y numerosas herramientas utilizadas para cometer los robos. El cobre hurtado fue hallado en el vehículo que los detenidos utilizaron para desplazarse al lugar de los hechos. La sustracción de este cableado ocasionó que quedase afectado el servicio de telefonía desde el día 16 al 17 de julio.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre y una mujer como autores de la sustracción de 86 metros de cobre perteneciente al cableado telefónico que estaba instalado en la zona de Camino Genaro en Puerto Real. Con la declaración de los testigos, el hallazgo del material hurtado y la propia confesión de uno de los arrestados, la Policía procedió a la detención de los mismos, a los cuales se le imputa la autoría de un delito de hurto.

Los hechos ocurrían en la madrugada del día 16 de julio, cuando la Sala del 091 de la Policía Nacional recibía una llamada donde se informaba que, en las cercanías de la Carretera Medina-Almendral, se encontraban dos individuos intentando robar en un domicilio.

Ante este aviso, una patrulla policial se dirigió de forma inmediata al lugar indicado. Una vez personados, los agentes se entrevistan con tres personas, entres ellas la mujer que alertó de los hechos a la Sala O91.

Ésta manifestó a los agentes que cuando se dirigía a su parcela encontró un vehículo que bloqueaba el paso que daba acceso a ésta; presumiendo la requirente de que el coche perteneciera a personas que pudiesen estar robando en su domicilio. Del mismo modo, la mujer informó que, instantes antes de la llegada de la patrulla, sus dos acompañantes y ella habían observado como un hombre y una mujer, al percatarse de la presencia de éstos, se habían alejado del lugar corriendo. Por lo que los agentes comenzaron a realizar batidas por la zona con el fin de identificar a dichos individuos.

La Policía interviene el material hurtado en el vehículo hallado en el lugar

Una vez los agentes habían realizado diversas patrullas por el lugar, sin lograr la localización de los implicados, éstos se dirigen al vehículo hallado con el fin de proceder a un registro del mismo e identificar a su propietario.

En el registro, los agentes, pudieron hallar cobre robado, así como diferentes herramientas de corte con las que se ayudaban para cometer los ilícitos.

Del mismo modo, se pudo identificar al propietario del vehículo, siendo este un familiar directo de uno de los detenidos.

El coche, dada su implicación con los hechos, fue trasladado por la grúa municipal a dependencias policiales.

La Policía, una vez identificados los autores, procedió a la detención de éstos por un delito de hurto

La patrulla policial, orientada por los requirentes que indicaron el lugar de huída de los individuos y aportaron un descripción detallada de los mismos, continuó realizando batidas por las proximidades, logrando localizar a uno de los detenidos oculto entre la vegetación del lugar.

Una vez identificada e interpelada sobre los hechos, ésta de forma voluntaria confesó que, junto a su amigo, habían sido los autores del robo de decenas de metros de cableado, por lo que se procedió a su detención.

Del mismo modo, horas después, se logró identificar al otro implicado.

El mismo se personaba en dependencias policiales para interponer una denuncia por la sustracción del vehículo que había utilizado para cometer los hurtos y que, al no hallarlo en la parcela que lo dejó estacionado, pensó que lo habían sustraído; ajeno éste a que el vehículo en cuestión había sido retirado por la Policía momentos antes con motivo de su implicación en el hurto del cobre.

En ese momento, encontrándose en las dependencias policiales con los agentes actuantes, éstos lo identifican como la segunda persona implicada, por lo que se procedió a su detención.

FUENTE: Policía Nacional

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD