La Federación de Empresas del Metal de Cádiz (FEMCA) ha expresado su total rechazo a las reivindicaciones de la huelga y ha planteado que esta convocatoria “es irregular”, ya que entiende que los sindicatos convocantes “no tienen la representatividad suficiente para organizar una huelga en el sector del metal”.

En un comunicado, FEMCA incide en que “la normativa laboral es clara al respecto y habilita exclusivamente para la convocatoria de este tipo de acontecimientos a las entidades sindicales que tienen un porcentaje de representación suficiente, que no es el caso de sindicatos convocantes. Al no cumplirse con esta base, la huelga es ilegal”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

La representación empresarial se reserva incluso la posibilidad de dirigirse a la vía judicial para depurar responsabilidades en el caso de que a las empresas se les impida funcionar el día 13, según anuncian en el comunicado.

Para FEMCA, “los objetivos que plantean los convocantes en alguno de los casos son absurdos, en el sentido de que el convenio colectivo y la Ley de Prevención de Riesgos Laborales son ya de obligado cumplimiento”.

La patronal sostiene que los objetivos de la movilización “carecen de sentido en el contexto actual”, suponen “una grave amenaza para la pequeña industria de la Bahía, que estaría condenada a desaparecer” y desdibujan que “la siniestralidad laboral está en cotas mínimas en los últimos tiempos en el sector”.

Reuniones en Navantia

Por otro lado, y según ha podido saber Puerto Real Hoy, los Comités de Empresa de Navantia en la Bahía de Cádiz se reunirán este martes en Asamblea para ver qué medidas toman ante la convocatoria de la misma.

Cabe recordar que la manifestación del 13 de Junio ha sido convocada por CGT, SAT y Autonomía Obrera, a través de la Coordinadora de Profesionales del Metal, dejando de lado a los dos sindicatos mayoritarios en las factorías de Navantia, como son Comisiones Obreras y UGT.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD