La candidata a la Alcaldía por el PSOE de Puerto Real, Elena Amaya, ha presentado hoy una serie de propuestas en caso de gobernar en el Consistorio a partir del próximo 24 de Mayo. Los Socialistas, al igual que algunos grupos, apuestan por la eliminación de cargos de confianza y la transparencia en la gestión municipal y de las empresas públicas. 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Elena Amaya, candidata a la Alcaldía de Puerto Real por el PSOE, ha mostrado hoy algunas de sus cartas para intentar hacerse con el Ayuntamiento de Puerto Real en las próximas Elecciones Municipales del 24 de Mayo. La alcaldable presentó parte de un programa con el que pretenden “recuperar la confianza”, en un texto que supone un “compromiso real” para mejorar la vida de Puerto Real.

Teniendo la transparencia como base, la gestión responsable y racional que quieren llevar a cabo los Socialistas puertorrealeños del dinero público supondrá la supresión de los cargos de confianza y asesores. Algo que se hará en busca de recuperar la confianza y respeto perdidos por parte de los trabajadores del Ayuntamiento de Puerto Real durante los últimos cuatro años. Unas medidas que llevan consigo una reducción de impuestos locales, así como los gastos de protocolo, todo en busca de mejorar las ayudas sociales para los que más lo necesitan y para las entidades sociales.

Amaya se comprometió a realizar una auditoría a comienzo y al final de cada legislatura, con el objetivo de garantizar la transparencia y la imparcialidad de las cuentas municipales. Todo ello llevará consigo la declaración pública de bienes de todos los miembros de la Corporación. Un Pleno en el que esperan reducir al máximo el número de Concejales liberados. Los socialistas harán hincapié en dar a conocer las decisiones de los órganos públicos, sobre todo en lo que compete a adjudicaciones de obras, servicios y suministros.

“Haremos llegar a los ciudadanos la información con la gestión del Ayuntamiento”, señaló la alcaldable socialista. “Tendremos una alcaldía al servicio de los puertorrealeños y puertorrealeñas, una alcaldesa al servicio de puertorrealeños y puertorrealeñas, porque basta ya de una alcaldesa de paja. Porque aquí no ha venido ninguno para ensalzamiento personal, ni para recibir adulaciones, aquí lo que venimos es a currar y a trabajar por Puerto Real”, añadió.

Otro de los puntos que quiso tratar Amaya, acompañada por Carlos Salguero y Eva Basadre, fue el tema de la deuda que tiene Puerto Real, que la cifró por encima de los cien millones de euros. Algo que cree que muchos puertorrealeños desconocen. “Ahora mismo lo que se ha pagado de la deuda son intereses, y no es hasta 2016 cuando no se empieza a pagar lo que es el capital. 25 millones de euros en intereses es lo que se va a pagar por el capital que se ha pedido”, prosiguió.

“Vamos a pedir a todos los grupos municipales que nos sentemos en la mesa, porque queremos buscar solución a esa inmensa deuda que tiene nuestro Ayuntamiento y en la que nos ha metido Maribel Peinado y su Equipo de Gobierno”, finalizó.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD