El Comité de Empresa de Navantia en el astillero de Puerto Real ha vuelto a la carga tras la vuelta a la “nueva normalidad” una vez superado el Estado de Alarma desde el pasado 14 de Marzo. En un nuevo comunicado, vuelven a demandar el cumplimiento del Plan Industrial 2018-2022, en el cual se incluía carga de trabajo para el centro puertorrealeño.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

La representación de los trabajadores, presidida por Margarita Forné, ha querido lamentar la situación vivida “a nivel global”. “El empleo en la provincia de Cádiz ha sufrido un fuerte golpe al cesar la actividad laboral llegando a su paralización casi absoluta a excepción de los servicios esenciales. Como sabemos, esto ha supuesto un impacto laboral, económico y social de gran envergadura”, señalan en su comunicado.

“Este Comité de Empresa, desde el primer momento, ha estado trabajando en distintos ámbitos para que el impacto en nuestro Astillero, tanto de la plantilla propia como de la Industria Auxiliar, fuera el menor posible. El objetivo prioritario ha sido preservar la salud. Hemos trabajado en el Protocolo para implantación de las medidas preventivas ante el COVID19, vigilando que se convirtiera en una realidad para la seguridad de todo el personal, realizando observaciones preventivas exclusivas de COVID19 y llegando, incluso, a realizar evaluaciones de riesgos de los puestos de trabajo. Asimismo, hemos tenido una participación muy activa y decisiva en el Comité de Emergencia, ya que hemos aportado e influido en muchas de las medidas preventivas que hoy tenemos en nuestro Astillero“, explican.

“Una vez superada esta etapa del Estado de Alarma, y dentro de la llamada “nueva normalidad”, retomamos el pulso con la reivindicación del cumplimiento del Plan Industrial para nuestro Astillero con las cargas de trabajo que deben dar continuidad a esta Factoría como constructora de buques y, también, exigimos la materialización del Plan de Inversiones firmado con la SEPI en el Plan Industrial”, indican, en clara referencia a los buques TLET y BAM-IS, para los cuales aún no existe asignación presupuestaria por parte del ejecutivo de España.

“No podemos permitir que se pierdan centenares de empleos en nuestro Astillero de Puerto Real puesto que, tras los encargos actuales, no tendremos ninguna carga de trabajo. Por todo lo anterior, en días próximos realizaremos una Asamblea General informativa (deberá cumplirse con el Protocolo COVID). Este Comité de Empresa expresa su gran sentir por la pérdida de miles de vidas en nuestro país causadas por la pandemia que estamos sufriendo. Finalmente, el colectivo del Astillero nos debemos sentir orgullosos por esfuerzo profesional realizado al retomar la actividad de la planta. Se ha vuelto a demostrar la valía de las gentes de Puerto Real. Aún así, no debemos bajar la guardia ante el COVID y os solicitamos la máxima colaboración con las medidas recomendadas por Sanidad para ayudar a contener la propagación del coronavirus en nuestro Astillero”, finaliza.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD