EDITORIAL: “Nadar otros 100 metros mariposa”


El Gobierno de Peinado se equivoca dando la patada a la crisis de la piscina. Los andalucistas pensaban que escondiendo bajo las alfombras las deficiencias ocasionadas por la concesionaria ganarían tiempo para buscar una solución antes de que saltara el escándalo. Pero no, en la política que hoy demandamos los ciudadanos es mejor una colorada que ciento amarillas y de eso aún no se han enterado. Es de valientes reconocer que la piscina se adjudicó a una empresa poco solvente e incapaz de asumir la renovación necesaria que demandaban los usuarios.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Ahora es tarde, los pitos no pararon de sonar la mañana del viernes frente a la Casa Consistorial. Los empleados están hartos de aguantar retrasos e impagos. Los usuarios no entienden que una instalación pública esté tan mal gestionada y señalan una pérdida progresiva de púbico en los últimos meses. Desde la Plaza de Jesús, Peinado vuelve a echar balones fuera e indica un cierre temporal de la instalación. Se ve que en lo público el cliente no importa y a los que entrenan diariamente en la piscina los invitan a buscarse otro sitio.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Pero las consecuencias de esto, que no es un conflicto laboral sino el fruto de la dejadez del control que debe ejercer en Ayuntamiento, no son asumidas por los políticos. En ningún caso, ni Peinado, ni Boy  han pedido disculpas por no hacer su trabajo con la suficiente rigurosidad. En Puerto Real se ve que las adjudicaciones no son demasiado acertadas, está pasando con la piscina, y ha pasado con el pinar de Casines que tenía fecha de apertura en 2013.

Aquí no pasa nada. Cerrojazo y a otra cosa. ¿Quién va a pagar los salarios de los trabajadores mientras buscáis otra empresa?, ¿Y las nóminas atrasadas? Si la respuesta es el FOGASA (Fondo de Garantía Salarial), se le estima una espera de 20 meses hasta que vean un euro. Pero seguiremos sin oír un perdón. Continuarán los rumores y las peticiones de hacer público el servicio y los trabajadores a engrosar la plantilla municipal. Imperdonable.

Dejen el autobombo, destierren las campañas de publicidad en radios y panfletos pagados con el dinero de todos y pónganse a trabajar. Estamos cansados de políticos que miran a sus ciudadanos desde la atalaya. Busquen una empresa con liquidez suficiente para levantar el complejo y el dinero que gastan en marketing dedíquenlo a impulsar el gimnasio y la piscina para que no sea deficitario.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Previous Más de 1.000 alumnos participarán en el programa VII ‘Ciencias Around You’ en la UCA
Next Peinado y Parrado visitan las obras del tablero superior del Soterramiento

2 Comments

  1. 26 de enero de 2015
    Responder

    Felicidades por el articulo, fui votante del PA en las anteriores elecciones pensando que entraba un grupo de personas honestas y que iban a hacer que este pueblo cambiara. Y lo que se ve es que están cometiendo en solo tres años mas tropelías que Barroso en mas de 25 años. Me he llevado un gran chasco con Maribel y su equipo pero lo peor de todo es que tengo la sensación que quien maneja todo esto es un ex-sindicalista de UGT de tabacalera. Por cierto es dicen que el señor Tomas Sanchez (gerente de Mi-Gym)también tuvo su etapa política en otro sitio, no sé si será verdad. En definitiva por favor una empresa que gestione como se merece puerto real la piscina y que cubra la necesidad de usuarios y empleados. No mas piratas en torno al ayuntamiento!!

  2. 26 de enero de 2015
    Responder

    Mu buen artículo, sólo has dicho verdades como castillos y los consejos perfectos. Vaya tela con el autobombo en las radios, ¿cuánto cuesta eso? ¿de dónde sale el dinero? digo lo del dinero porque si es de su bolsillo nada que objetar, pero si es del ayuntamiento, es decir, del bolsillo de todos es para echarlos del ayuntamiento pero ya.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.