Antonio Noria, Presidente del Comité de Empresa de Navantia en Puerto Real, ha hablado tras la entrega del primer petrolero Suezmax, con el nombre de Monte Udala, construido en el astillero puertorrealeño. Una entrega a la que seguirán otras tres, del encargo de cuatro petroleros realizados a la compañía de la SEPI.

“La sensación es de triunfo” comentaba Noria a Radio Cádiz, “después de haber pasado una mala racha y de los inconvenientes desde el inicio del contrato, hemos conseguido lograr prácticamente en fecha, salvo pequeños retrasos, que el barco salga hacia adelante”.

Sin embargo, las sensaciones también eran contrapuestas en Noria, ya que destapó el desinterés por parte de la SEPI en firmar la construcción del quinto petrolero en el astillero de Puerto Real. “De dudas porque no sabemos porqué no se quiere contratar el quinto, cuando el armador estamos seguros que quiere, y porque vamos a dejar a 3.500 familias de Puerto Real, al margen de lo que están fuera, en el paro”, afirmó.

“Ellos no dan explicación alguna. Hablan de costes, pero el coste siempre se da en el primer barco de una serie y luego en el resto de barcos se va sacando beneficios. Eso ha pasado siempre. Me temo dos cuestiones, una, que no quieran tener barcos civiles, y otra, que cuando llegue la negociación dura del Plan Industrial no tengamos carga de trabajo. Se equivocan rotundamente, pero una de esas dos explicaciones es la que a mí me vale en estos momentos”, finalizó Noria.

Por su parte, Pilar Platero, Presidenta de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), afirmó en el mismo medio que “Navantia estudiará todas las ofertas que sean interesantes” de cara a la ampliación del contrato. Asimismo, Platero también espera que el nuevo Plan Industrial 2018-2022 esté antes del verano y que lleve “nuevas incorporaciones en todos los astilleros”.

PUBLICIDAD