Mª Jesús de León: “¡Ojalá nuestras plazas se llenasen de Magdalenas!”


María Jesús de León, miembro del Comité de Apoyo a Magdalena Delgado, ha querido hacer pública su comparecencia de este martes a las puertas del Ayuntamiento de Puerto Real, en una concentración convocada por el mismo comité junto con el SAT y el colectivo 22M.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

“Anoche, al filo de la madrugada, la policía local anunciaba la orden de desalojo a Magdalena, la puertorrealeña que lleva 69 días acampada a las puertas de su Ayuntamiento demandando empleo y denunciando la irregular adjudicación de una bolsa de trabajo municipal. Finalmente no se ha llevado a cabo. La respuesta solidaria de mucha gente de su pueblo y de otras localidades de la Bahía que desde muy temprano la han acompañado junto a varios medios de comunicación, lo ha impedido.

Esta tarde, ante ese mismo Ayuntamiento incapaz, que no cesa en su empeño de desacreditarla y difamarla, nos hemos concentrado todos los colectivos y organizaciones que componen el Comité de Apoyo para expresarle a Magdalena, y también a la alcaldesa, que no está sola. Magdalena se ha convertido en el rostro visible de la gente que sufre los peores efectos del desempleo y la precarización laboral, que grita con valentía su hastío y su cansancio a destinar su vida solo a sobrevivir. Mucha gente no la entiende aún, se deja llevar por el envenenamiento que en los medios vuelca una alcaldesa sin capacidad para encontrar soluciones, y a quien las mentiras le salen gratis. Es más fácil que mirarla a los ojos y ver en ellos el color de la rebeldía. No entienden su batalla contra un Ayuntamiento que solo le ofrece los servicios sociales y las bolsas del banco de alimentos como respuesta.

Magdalena solo quiere recuperar su vida, no quiere seguir mendigando un derecho que le corresponde por ser fundamental desde nuestra Constitución. Desea levantarse temprano para ir a trabajar con dignidad, mirar a sus tres hijos sabiendo que dependen de ella y no del maná que llegará de alguna institución. Poder pagar su recibo de la luz, del agua, de la comunidad …

Y tiene derecho a luchar para conseguir ese sueño. Eso es lo que lleva haciendo desde hace 69 días ante las puertas de su Ayuntamiento, soportando una presión tremenda, la incomprensión, el descrédito y  la intoxicación que en los medios se están volcando contra ella.

Magdalena solo quiere poder trabajar con dignidad. Esa es su lucha. Y también la de quienes la apoyamos. Recuperar, tomar las calles y la vida.

¡Ojalá nuestras plazas se llenasen de Magdalenas!

¡Ojalá su coraje y su fuerza se extendiesen como una bendición y abriesen los ojos de los que desesperan de tanto esperar!

Unos kilómetros al noroeste, en Bornos, 36 familias que ocuparon hace algo más de dos meses unos bloques de viviendas vacías se reúnen hoy en su Ayuntamiento para negociar la luz y el agua que no tienen, ante el rechazo de unos vecinos que no aceptan su osadía, envenenados también por las informaciones que vierten desde la alcaldía para desacreditarles; ninguneados por políticos cobardes que temen la pérdida de votos en un momento crucial para situarse electoralmente.

A ellos, a nuestra Magdalena, a todas esas personas que son capaces de rebelarse en estos duros momentos de soledad electoralista, nuestro reconocimiento y nuestra dedicación del 1º de Mayo, que camina en pos de la unidad de la clase trabajadora.

A ellos, a nuestra Magdalena, a todas esas personas que son capaces de rebelarse en estos duros momentos la voz de los sin voz, el narrador de los que sufren con las venas abiertas, fallecido recientemente, nuestro querido Eduardo Galeano.

Los Nadie

“Sueñan las pulgas con comprarse un perro y sueñan los nadies con salir de pobres, que algún mágico día llueva de pronto la buena suerte, que llueva a cántaros la buena suerte; pero la buena suerte no llueve ayer, ni hoy, ni mañana, ni nunca, ni en lloviznita cae del cielo la buena suerte, por mucho que los nadies la llamen y aunque les pique la mano izquierda, o se levanten con el pié derecho, o empiecen el año cambiando de escoba.

Los nadies: los hijos de los nadies, los dueños de nada.

Los nadies: los ningunos, los ninguneados, corriendo la liebre, muriendo la vida, jodidos, rejodidos:

Que no son, aunque sean…”

Lo son. Los y las más grandes. Quienes nos permiten no perder el norte en nuestros pasos. Quienes nos permiten tomar las calles y la vida”

FUENTE: Comité de Apoyo a Magdalena Delgado

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Previous M. Sánchez: "Peinado ha caído muy bajo"
Next Magdalena Delgado: "No me voy a ir, eso lo tengo claro"

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.