El pasado jueves 22 La Casa de la Juventud acogió la conferencia “Los prisioneros republicanos en el sur de España. El campo de concentración de Puerto Real” a cargo del historiador y profesor José Manuel Algarbani, organizada por el Ateneo Republicano de Puerto Real.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

José Manuel Algarbani es licenciado en Historia Contemporánea por la Universidad de Granada, licenciado en Documentación y diplomado universitario en Biblioteconomía y Documentación. Fue presentado al inicio de la conferencia por la presidenta del Ateneo Republicano de Puerto Real, Lola Sanisidro, ante una sala repleta de un público atento y participativo.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Ofreció José Manuel una muy extensa relación de datos sobre la diáspora de la población reclusa en la Baja Andalucía, centrándose sobre todo en el Campo de Gibraltar, e incluyendo al Campo de Concentración de Puerto Real, que estuvo situado en la zona de Matagorda, denominándose Coto de la Trasatlántica y que tan solo estuvo operativo los meses de junio y julio de 1939, si bien éste era más bien un centro de agrupación de batallones de trabajadores, población reclusa y prisioneros de guerra que aguardaban los trabajos forzados a que eran sometidos por parte de la administración golpista de la época y que consistieron básicamente en la fortificación defensiva de la Zona del Estrecho de Gibraltar ante la eventual amenaza de fuerzas enemigas.

Habló sobre las durísimas e inhumanas condiciones de vida y de trabajo de esclavitud de dichos reclusos, que en su estudio ofrece la cifra de 30.000 prisioneros, con 300 muertes documentadas.

PUBLICIDAD

Se construyeron bunkers, hospitales, túneles y muros, caminos y carreteras para el transporte de artillería y los dichos campos de concentración en los que habitaban, mostrando el ponente abundante información numérica así como bastantes fotos de las condiciones de trabajo en que se hallaban.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Al final de la interesante charla, se abrió un no menos jugoso debate con el público asistente.

FUENTE: Ateneo Republicano de Puerto Real

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD