Dejación de funciones por parte del Ayuntamiento, desinversión por parte de la empresa y mal estado de las escuelas de El Cigarrón y Triquitraque son las claves del expediente que se aprobó en el pleno del pasado viernes.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

EQUO Puerto Real denunció en el pasado Pleno el desastroso expediente que se aprobó sobre la gestión de las Escuelas Infantiles El Cigarrón y Triquitraque, en el que se ha premiado a la empresa CLECE (del grupo que preside Florentino Pérez) a pesar de no haber acometido las inversiones que imponía el Pliego de Condiciones del contrato.

La concesión para la gestión de las dos escuelas infantiles se materializo en 2010 y la duración del contrato es de 15 años. El pliego de condiciones recogía una obligación por parte de la empresa adjudicataria de realizar una inversión mínima de 200.000€, para acometer las obras de ampliación, mejora y equipamiento en las dos escuelas que el Ayuntamiento determinara en su momento. Estas obras se debieron realizar dentro del periodo 2011-2013. En el expediente se ha acreditado una inversión de 49.320,16€, un 25% de lo que imponía el pliego.

Para Iván Canca, portavoz de EQUO, “llama la atención que el momento de las mayores inversiones por parte de la empresa hayan sido antes de la visita que realizamos Enrique Vite y yo a las instalaciones de El Cigarrón en septiembre de 2013 y tras la denuncia sobre el estado de las mismas que realizamos desde nuestro grupo este verano. Pero llama mucho más la atención que la empresa diga en uno de los escritos que constan en el expediente que no ha recibido directriz o solicitud alguna por parte del Ayuntamiento en la que se soliciten mejoras en las escuelas infantiles hasta cubrir los mencionados 200.000€.”

“Para nosotros esta situación supone una dejación de funciones muy grave por parte del Gobierno Municipal, teniendo en cuenta las carencias de las Escuelas infantiles. Por poner algún ejemplo en las ventanas, estado del firme de los patios, climatización, etc.. Es más, el arquitecto municipal en informe de 25 de julio de 2014 indica que “los centros aún necesitan de actuaciones de mantenimiento y mejoras”.”

Alfredo Charques, secretario de organización de EQUO Puerto Real, defiende que “si la empresa no ha cumplido con las inversiones estipuladas el Ayuntamiento debería haber exigido su pago y si fuese necesario iniciar un expediente para resolver el contrato. Sin embargo el gobierno de Peinado no sólo no ha actuado con esta diligencia sino que, para mayor escarnio a lo público, decide premiar a la empresa permitiéndole ahora pagar el resto de la inversión en cómodos plazos hasta la finalización del contrato, algo menos de 26.000€ cada dos años”.

Para EQUO la modificación del contrato realizada supone “una perversión del proceso de adjudicación inicial, ya que se han cambiado sustancialmente las condiciones de pago de la inversión comprometida. Si una empresa gana un concurso diciendo que va a invertir 200.000€ en los inicios de la concesión y luego esta inversión se cambia a pagar en plazos durante toda la vigencia del contrato, evidentemente es un agravio al resto de empresas que se presentaron al concurso”.

“Tampoco nos vale la excusa de que esta modificación es una fórmula para mantener los centros en buenas condiciones. El pliego impone a la empresa mantener las instalaciones en perfecto estado, en cuanto a pintura, reparaciones menores, etc…y devolverlas en el mismo estado. Y todo ello de forma totalmente independiente de la obligación de la inversión inicial.”

“En definitiva este expediente de modificación del contrato nos parece un atropello a la concesión original y un favor innecesario a la empresa adjudicataria a la que habría que echar si no cumple con las inversiones”.

FUENTE: EQUO Puerto Real

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD