Dos profesionales de Enfermería de los hospitales de Puerto Real y Puerta del Mar que realizan asistencia urológica funcional participan en el ‘Proyecto SÍ’ de ámbito regional


Francisco Estudillo y María del Carmen Guerrero, profesionales de Enfermería que realizan asistencia urológica funcional en los hospitales universitarios de Puerto Real y Puerta del Mar de Cádiz, respectivamente, han presentado a representantes del Servicio Andaluz de Salud (SAS) el ‘Proyecto SÍ’ junto a otras cinco enfermeras de centros de Málaga, Sevilla y Granada que forman la red regional en esta materia.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Esta iniciativa tiene, entre sus principales objetivos, promover el sondaje vesical intermitente como respuesta a determinados problemas de vaciado de vejiga, así como promover la formación continuada de la Enfermería en el uso de las sondas vesicales. Asimismo, pretende formar a los pacientes en el uso de estas sondas y en las decisiones compartidas en la elección de aquella que mejor se adapte a sus necesidades.

Igualmente, el proyecto pretende promover los cambios necesarios en el proceso de prescripción para permitir la utilización del código nacional en la prescripción enfermera con el fin de adecuar la prescripción de sondas destinadas al sondaje vesical intermitente. Asimismo, persigue adecuar la dotación mínima que debe tener una consulta de enfermeras de urología funcional y promover el reconocimiento de la Enfermera Experta en Urología funcional como Enfermera de Practica Avanzada.

En palabras de la enfermera experta en urología funcional del Puerta del Mar, este sondaje “es la mejor opción de tratamiento para los pacientes que tienen problemas para vaciar su vejiga de forma natural, según la evidencia científica”, ya que es la técnica “que más se asemeja a la micción fisiológica., ayuda a cuidar los riñones, disminuye el riesgo de infecciones y contribuye a que el paciente mantenga una vida independiente y autónoma”.

Por su parte, Francisco Estudillo ha aseverado que “el gran reto que existe es garantizar tres puntos esenciales: mejorar el conocimiento en torno al manejo y la técnica de este sondaje por parte de todos los profesionales, invertir el tiempo necesario para que las enfermeras podamos educar a los pacientes y garantizar del derecho a un tratamiento individualizado para que el paciente pueda acceder a la sonda que mejor se adapte a sus necesidades en función de su grado de destreza manual, capacidades funcionales y motoras, agudeza visual, función cognitiva, fisionomía corporal y del aparato urinario”.

Los representantes del SAS han agradecido la información recibida, han felicitado al colectivo de enfermeras por la importante labor que desarrollan y por el interés que muestran en la mejora continua de la asistencia sanitaria que se presta desde la sanidad andaluza.

FUENTE: Junta de Andalucía

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Previous Vicente Fernández: "Por una foto, la alcaldesa se tira en plancha como un portero de fútbol"
Next El Ayuntamiento pone en marcha la campaña denominada 'SE BUSCA'

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.