Andrés Rodríguez, Concejal No Adscrito del Ayuntamiento de Puerto Real, ha querido hacer balance del primer año de gobierno de Sí Se Puede y EQUO. El Edil habla desde su experiencia tanto dentro como fuera del Equipo de Gobierno.

Tras varios días en silencio, Andrés Rodríguez, Concejal No Adscrito del Ayuntamiento de Puerto Real, ha querido hacer balance “a todas luces negativo” del primer año del equipo de gobierno de Sí Se Puede y EQUO.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

“Se han hecho las cosas muy mal y por eso, en un solo año, nuestro pueblo está retrocediendo como nunca antes hubiera sucedido. No porque lo diga Andrés Rodríguez, solo hay que ver la situación de nuestras calles y de nuestros jardines. Suciedad y jardines dejados de la mano del hombre, nunca estuvo tan sucia nuestra ciudad y tan verde nuestros jardines y aceras, verde de las malas hierbas que se dejan crecer y no se tratan”, señala Andrés Rodríguez en un comunicado a Puerto Real Hoy.

“Me parece bien que no se utilice el glifosato para las malas hierbas, pero que se olviden y no se traten va un abismo. Nuestro querido pueblo pronto se convertirá en una selva si los que gobiernan no se les encienden las luces. Estoy convencido que de las luces a la que me refiero, las tienen totalmente fundidas”, critica.

Cabe recordar que Rodríguez fue Concejal de Fiestas, Deportes y Seguridad Ciudadana tras el pacto entre Sí Se Puede y EQUO, algo que también ha cuestionado en su nota de prensa.

“El pacto de Sí Se Puede y EQUO no ha servido para llevar a cabo las cosas positivas con las que nos comprometimos con los ciudadanos, sino que ha servido para estancar a nuestro pueblo. El Alcalde se ha entregado y asume con complacencia las políticas de EQUO, algo que al principio no era así. Me sacrificaron a mí por mantener el pacto y el poder, pero a quien ha traicionado Sí Se Puede y el Alcalde es al pueblo y el tiempo me dará la razón”, afirma.

“En los meses de gestión al frente de mis Áreas he mantenido los compromisos que asumimos con los ciudadanos, pero una vez que vi que íbamos a traicionar a nuestros votantes decidí marcharme. No iba a seguir sin apoyo en un proyecto que ya no era el mismo. Lo que sí puedo decir es que mi pueblo no se merecía esto. Después de un año, el Gobierno no pisa la calle y no se da cuenta de los problemas que tienen. Comienza la temporada de playas con retraso y con muchos problemas sin solucionar. Sin colocar los toldos en la Calle de la Plaza. Con una programación de fiestas prácticamente inexistente. Con la Piscina Municipal cerrada que quisieran abrir este verano. Cuidado a ver lo que hacen, este concejal no permitirá que suceda lo sucedido anteriormente, exijo máximas garantías por los técnicos, la ciudad las necesita. No más mentiras y menos con nuestra piscinas, ya han sufrido muchos las consecuencias. Con un transporte público en riesgo de perderse. Ya no vale echar balones fuera. Nuestros vecinos quieren resultados porque para eso nos han votado y no se ven. Nuestro pueblo va a peor”, prosigue.

“No se puede estar Gobernando desde la justificación permanente. Se están haciendo las cosas mal. No se pueden estar justificando con el dinero y después ver como están sacando contratos que contienen publicidad de muchos miles de euros”, incide.

“Se le está haciendo mucho daño al pueblo. Se está dividiendo en vez de sumando y nuestros vecinos lo están viendo. No veníamos para esto”, recuerda.

“En materia de deportes y fiestas lo malo está aún por llegar, aunque no sólo ahí, sino en toda la gestión. No buscan a nuestros colectivos, los que colaboran en la organización de nuestras fiestas o en los actos deportivos, porque gobiernan para una minoría”, añade.

“La participación es interesada y la rendición de cuentas es una puesta en escena. Se está gobernando para una minoría y una parte importante de los vecinos comienzan a dar la espalda y eso va a ir a más”, finaliza.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD