Los sindicatos inmersos en el conflicto abierto tras el cierre de Delphi han recurrido al presidente de la Audiencia Provincial de Cádiz, Manuel Estrella, y al Decanato de Jueces para que “medien” para que “se unifiquen criterios” por parte los Juzgados de lo Social que están llevando los casos por la supuesta simulación de contratos laborales cuando recibían formación por parte de la Fueca y otras entidades, lo que está derivando en la adopción de medidas como la suspensión cautelar de las prestaciones o subsidios de desempleo que vengan percibiendo los afectados.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Así lo ha explicado a Europa Press el portavoz de USO, Miguel Paramio, quien ha detallado que el asunto, que afecta a unos 400 extrabajadores de Delphi, está siendo llevado por los juzgados de lo Social 1, 2 y 3 de Cádiz, y “cada uno solicita distinta documentación y dictamina de una manera”, habiendo ya algunos afectados con las prestaciones suspendidas cautelarmente.

Según ha apuntado Paramio, también han solicitado audiencia al titular del Juzgado de lo Social número 3 de Cádiz a fin de poder “exponerle las circunstancias que las medidas cautelares de interrupción de prestaciones promovidas por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) contra más de 400 extrabajadores de Delphi está haciendo atravesar al colectivo, cuyas circunstancias laborales, que son bien diversas, han variado sensiblemente de las que tenían cuando les fueron concedidas las prestaciones”.

Reuniones con SEPE e Inspección de Trabajo

Por otra parte, Miguel Paramio ha explicado que USO está realizando las gestiones pertinentes para mantener en Madrid una “reunión urgente” con el SEPE y también con la Inspección de Trabajo.

El objetivo es también explicarles las distintas situaciones de extrabajadores de Delphi y “lo que supone la suspensión de las prestaciones” con las medidas cautelares que el propio SEPE está promoviendo.

Así, su intención es hacerle ver que la mayoría de los afectados no percibe una prestación contributiva –ya agotada hace más de dos años, según ha apuntado–, sino una prestación de carácter asistencial para garantizar “el mínimo de subsistencia” y que, además, “les corresponden por derecho propio”, incluso anulando los periodos de cotización supuestamente fraudulentos.

El representante de USO ha defendido que el mencionado subsidio es “inembargable”, máxime teniendo en cuenta que los juicios están señalados para mediados de 2017, con el “grave perjuicio” que puede ocasionar a los afectados la adopción entretanto de dichas medidas cautelares.

Por último, ha recordado que la propia Inspección de Trabajo y Seguridad “excluye de cualquier tipo de responsabilidad” a los ex de Delphi. Asimismo, ha llamado la atención sobre el hecho de que en la propia demanda del SEPE se recoge literalmente que “no se aprecia la concurrencia de dolo, culpa o negligencia en la participación de los extrabajadores en el sistema de simulación de relaciones laborales”.

FUENTE: EP

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD