El Ayuntamiento de Puerto Real, a través de Sí Se Puede y EQUO, llevará al próximo Pleno Ordinario del mes de Enero, que se celebrará el próximo jueves, una moción para erradicar el uso de los contaminantes hormonales en la ciudad.

Según la moción, a la que ha tenido acceso Puerto Real Hoy, “los contaminantes hormonales, conocidos como ‘alteradores hormonales o disruptores endocrinos, (EDC) por sus siglas en inglés, son sustancias capaces de alterar el funcionamiento normal del sistema hormonal provocando un grave riesgo sobre la salud de las personas y de la fauna silvestre”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Dicho escrito propuesto a Pleno también afirma que un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que la exposición de la población a esta clase de contaminantes serían los causantes de importantes daños para la salud, como infertilidad, malformaciones congénitas, tumores y otras enfermedades hormono-dependientes, metabólicas, inmunilógicas, así como alteraciones en el sistema neurológico. Asimismo, también se apoyan en estudios de la Sociedad Española de Salud Pública y Administraciones Sanitarias (SESPAS) donde se afirma que los niveles de disruptores endocrinos presentes en los organismos de la población española está muy por encima de otros países.

“Desde que llevamos gobernando en Puerto Real, no se están utilizando disruptores hormonales ni para el tratamiento de las plagas en la vegetación ni para el tratamiento de las yerbas adverticias”, señalaba María Merello, Concejal de Medio Ambiente, a través de un vídeo difundido por EQUO.

Creación de Empleo

Dicha moción compromete al Consistorio a evitar el uso de plaguicidas en espacios públicos, incluyendo parques, jardines o centros escolares, prohibiendo expresamente -y nuevamente- el uso del glifosato y otras sustancias relacionadas en la lista de posibles disruptores endocrinos publicada en The Endocrine Disruption Exchange.

Para ello, desde el Ayuntamiento se propone el uso de métodos de lucha contra plagas y malas hierbas que no utilicen sustancias químicas, así como fomentar igualmente el consumo de alimentos orgánicos en guarderías, comedores escolares o residencias, promoviendo estas medidas directamente en los centros de responsabilidad municipal y fomentando su aplicación en aquellos de titularidad privada.

Por otro lado, María Merello también quiso destacar la “buena noticia de necesidad de empleabilidad en el mantenimiento de jardines”. “La bolsa de empleo de GEN, a partir de que se resuelva a final de Enero, contratará a veinte operarios más para trabajar en las áreas de mantenimiento y limpieza de jardines”.

“Creemos que es fundamental que la gente tome conciencia de las consecuencias para la salud de estos elementos, que lo que hacen es influir en nuestro sistema hormonal y crear multitud de enfermedades”, finalizó.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD