La teniente de alcalde de Salud, María Merello, ha realizado un balance de las actuaciones que, en materia de control y prevención de plagas, mantiene el Ayuntamiento de manera ininterrumpida. Se trata éste de un servicio especializado que lleva a cabo, por licitación pública, la empresa Coplaga.

Durante 2018, los avisos por roedores fueron de 158, un 51% del total, 2 más que en el año anterior. Los meses de mayor demanda fueron julio, agosto y septiembre con 20, 10 y 19 respectivamente.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Con respecto a las cucarachas, disminuyeron con respecto al año anterior, fueron 91 avisos, 20 menos que en 2017, lo que supone un 29% del total. Los meses de junio, julio y agosto, con 13, 30 y 17 requerimientos de actuación, se sitúan a la cabeza del año.

En el apartado otros (hormigas, garrapatas, orugas, avispas o pulgas), el total de avisos fue 61, (el 20% del total) 22 más que el año anterior, correspondiendo el mayor número de demandas a los meses de junio, septiembre y octubre, con 10, 11 y 10 respectivamente.

En general, el número de demandas desde 2014 viene variando muy poco, con una horquilla entre 300 y 320, con mayor intensidad en verano. Por sectores, predomina el centro de la ciudad, con un 33%, Marina de la Bahía, con un 16%, y Casines con un 12%.

En cuanto a los tratamientos de control y prevención de legionelosis, se realizaron durante de marzo y abril en los colegios públicos y en las instalaciones deportivas municipales, como el complejo deportivo Paco Gallego, el campo de fútbol Río San Pedro y las salas de barrio 512 y Río San Pedro. Durante los meses de agosto y septiembre se realizaron en los edificios municipales, en el pabellón de deportes y en las duchas y lavapiés de las playas la Cachucha, Media Luneta y Río San Pedro.

Otras actuaciones realizadas fueron la desratización mensual del alcantarillado, paseo marítimo, mercado de abastos y edificios públicos; desinsectación anual del alcantarillado y de los puestos del mercado de abastos, y de manera bimestral del Archivo Municipal.

Asimismo, se presta especial atención a los colegios, realizando Inspección y diagnosis y en su caso desinsectación y desratización en Semana Santa, al comienzo y final del verano y en Navidad.

A pesar de la buena actuación de los técnicos de esta empresa especializada, la responsable municipal ha incidido en que “el control de plagas más eficiente es aquel que previene y pone las medidas correctoras ambientales oportunas, reduciendo las posibilidades de acceso, colonización y proliferación de animales con potencialidad de plaga”.

De este modo, hay que ser estricto en la adecuada gestión de las basuras, ya que los desechos alimentarios resultan accesibles a roedores e insectos y son la causa principal de problemas. Depositar la basura en los contenedores previstos, realizando la adecuada separación, previene la aparición de plagas. Cerrar bien las bolsas, no utilizar el inodoro como cubo de basura o respetar las zonas verdes manteniéndolas en buen estado de limpieza son comportamientos que ayudarán a que no aparezcan roedores o insectos.

Por último, la responsable de Salud ha querido recordar que “el empleo de insecticidas o raticidas no está exento de riesgos, y que su eficacia final no está garantizada si no se cumplen estrictamente las normas de aplicación”.

En cualquier caso, las demandas se atienden en Servicio de Salud: 956470000 ext. 3251 – salud@puertoreal.es o en el Centro Administrativo de la Plaza Rafael Alberti.

FUENTE: Ayto. de Puerto Real

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD