22.6 C
Puerto Real
jueves, 20 junio, 2024
spot_img

Tu Opinión: “Historias brilli brilli de una ficción no tan inventada”

Benjamín Gómez Oneto nos escribe un nuevo artículo de opinión para nuestra sección de “Tu Opinión”. Si queréis hacer como él, podéis escribirnos, con vuestros datos, a redaccion@puertorealhoy.es.

“Hola mamá,

Esta mañana me he levantado a las 5 otra vez para ir a la puerta del astillero a dar en mano un currículum. Los de las contratas, aunque no puedan hacer mucho porque no hay faena, se enrollan y lo cogen porque han pasado por lo que yo estoy pasando: joven, con formación, sin experiencia y ávido de que se le dé una oportunidad.

Después me he dado una vuelta por el polígono para darle la vara a las poquitas empresas que hay. Algunos han hecho la vista gorda y otros me han invitado a ir a la web de la empresa a echar el currículum ahí, porque me dicen que por Ley me tienen que tratar los datos desde la web y no pueden pillar ningún CV físico. Las webs, la digitalización y la burocracia. Qué cosas, ¿no? Al final voy a tener que pedirle curro al Chat GPT este, que seguro que me lo da.

PUBLICIDAD

Más tarde me he ido andandito por el paseo marítimo del Río San Pedro hasta la calle De la Plaza, pasando por la universidad y tapándome la cara para no mirar el polígono del Trocadero. Que ya es una escombrera con el logo del Diario de Cádiz y poco más. Para grabar otra temporada de The Walking Dead allí.

Luego he pasado por la rotonda para ir para Airbús, y he visto la obra del Supeco. Tengo que rescatar el artículo en el que venía dónde echar el currículum para enviarlo una vez más, y otra, y otra hasta que se les bloquee a estos la bandeja de entrada. Yo creo que lo del Supeco irá como los concursos de mentirijilla que ponen en la tele, que cuanto más envíes un mensaje, más probabilidades tienes de que te toque el premio. Así estamos. En el móvil, cuando pongo en el buscador “Supeco”, se me pone automáticamente la frase “Supeco puerto real currículum”. Mortalito.

En la calle de la plaza la gente comprando sus cosas. Las viejillas como tú lo hacías hablando de los cotilleos: de que hay que ver los chinos con airbús, de que hay que ver el PP pactando con Confluencia, que qué guapo está el de Axsí que va a ser el próximo alcalde y nos va a librar de esta gente que nos ha engañado, de que han sacado bolsas de trabajo en no sé dónde, de que va a llegar una carga de trabajo para no sé cuánto del que todo el mundo sabe, pero “en realidad nadie sabe nada”. Aquí en Puerto Real todo es un secreto, porque nos comemos por los pies a la vez que nos sonreímos. He pasado por la plaza de Rafael Alberti, por esa plaza de abastos improvisada a la que se le va a tener que cobrar IBI ya, que muchas veces con el temporal es más un tablón de anuncios de partidos y asociaciones que un sitio donde ir a comprar frutas, pescado y aceitunitas.

He llegado a casa y me he hecho de comer. Ni me echo la siesta después: Linkedin, InfoJobs, Adecco, Randstad, Eurofirms y un rezo a la Virgen de Lourdes porque el Regidor Perpetuo es el Nazareno (porque la alcaldesa últimamente está que no sale de Villanueva y la UCA con los de la derecha) y es mejor pedirle a mamá que a papá, porque mamá siempre va a interceder. Pregunto a colegas por el IMPRO para ver si hay cursos, o incluso si GEN saca algo. Todo mute. El IMPRO se cae a pedazos. Nada ok, aquí.

Mi amiga de Austria, que viene para quedarse 2 días porque el tercero no lo aguanta. Me dice que venir a Puerto Real es “entrar en un sitio que se ha quedado parado en el tiempo”. Que me vaya afuera. ¿Con qué me voy, mamá? ¿Le pido dinero para estar allí un mes sin la certeza de comerme siquiera mis propios mocos? ¿Pierdo a una amiga cuando pase el tiempo y no le he devuelto un céntimo? Ya sabemos que si el dinero entra por la puerta… Que no, que no, que me callo la boca y si vuelve yo estoy perfectamente.

En fin, que me he agobiado en casa y me he dado otro paseo. La OMS dice que debo dar 10.000 pasos diarios. El google este me dice 20.000, pero como las paredes se me echan encima vamos a cubrir lo andado para la semana que viene, no vaya a ser que la semana que viene me reviente el ánimo.

Y en estas que estoy para cenar y me veo en redes, pa una vez que la piso, que me “invitan” a elegir el Rincón del Beso. Lo que oyes, mamá, con la que está cayendo se van a poner a repartir cartelones con la palabra “¡Bésame!” y que decidamos entre todos un sitio bonito, insigne, emblemático, para darnos un beso. Porque sí, mamá, porque cuando David Bisbal preguntó a los fans “¿Cómo están los máquinas?” es que no había dado todavía con la concejala de salud. Porque si no, le habría cantado en vez de preguntarle. Porque, además, si te fijas, el cartel cursilero que han diseñado nuevamente está hasta con los mismos tonos que la blusa que llevaba puesta el cantante con el meme. Mamá, que las coincidencias no existen y más máquinas que en el equipo de gobierno imposible. Ni Chat GPT sería más maquinote. “Bulería, Bulería, que esto es Puerto Real”.

Y aquí, estoy, mamá, que he venido a verte como ayer, corazón, pero con cotilleo esta vez, no a llorarte. Esta vez te beso. #BésameenPuertoReal. Que yo no tengo Instagram para posturear en el callejón del arco con motivo de una iniciativa “brilli brilli” y para besos los que me falta por darte y no te podré ya dar nunca.”

Redacción
Redacciónhttps://puertorealhoy.es
La Redacción de Puerto Real Hoy te trae las noticias más importantes de nuestra localidad.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisement -
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Opinión

error: El contenido está protegido.