Un estudio de población: Puerto Real entre los siglos XVIII y XIX (IV)


Petitorre. (Foto: Óscar Requejo)
Petitorre. (Foto: Óscar Requejo)

Una semana más traemos a estas páginas digitales de “Puerto Real Hoy” el que fuera nuestro primer trabajo como investigador, realizado hace ahora 32 años y que nunca (hasta ahora) ha llegado a ver la luz por completo, permaneciendo inédito hasta estos días de la primavera de 2021 en que estamos dándolo a conocer poco a poco en este espacio virtual de “Puerto Real Hoy”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Venimos señalando en cada entrega de esta serie que el trabajo fue presentado al II Certamen Nacional de Jóvenes Investigadores que se celebró en el otoño de 1989, resultando seleccionado para participar en dicha actividad entoncs pionera[1]. Aunque inicialmente pareció que los trabajos seleccionados y presentados en el referido Certamen serían publicados en las “Actas” del mismo, finalmente dichos trabajos verían la luz extractados, publicádose dichos resúmenes en el volumen de “Actas” de dicho Certamen Nacional, apareciendo la sinopsis de este trabajo sobre Puerto Real en la página 79 de dicho libro de Actas hace ahora 31 años, en 1990; dicha sinopsis fue la primera publicación de quien suscribe como historiador.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Hemos venido desgranando el trabajo a lo largo de los precedentes artículos, abordando y presentando el Índice y la Introducción del mismo, así como el primer epígrafe del cuerpo central del texto, del capítulo titulado “Un siglo de historia: la población de Puerto Real entre 1750 y 1850”, más concretamente el apartado de título “1. La evolución demográfica”, con lo que llegamos a la página 11 del trabajo (que tiene un total de 27 páginas, incluidos los Apéndices y la Bibliografía).

Continuaremos ahora con el trabajo donde lo dejamos en el anterior artículo, en el punto segundo de ese capítulo, titulado “Estructura poblacional y migraciones”, que se extiende entre las páginas 11 y 16 y cuenta con varias subdivisiones internas a su vez:

2.1. Estructura poblacional

2.2. El fenómeno inmigratorio

                        2.2.1. La inmigración nacional

                        2.2.2. La inmigración exterior

Como hicimos en el artículo anterior, mantendremos la doble numeración de las notas: en superíndice 1 reflejamos la numeración de la nota en este artículo y entre corchetes se presenta [1] la que corresponde a la numeración original del trabajo de 1989-1990.

No queremos dejar correr el apunte de que el mencionado volumen de “Actas” tiene 83 páginas, habiendo sido editado en 1990 por el Instituto de la Juventud en Madrid, con diseño gráfico de SUMMA, e impreso por Marín Álvarez Hnos.; su ISBN es 84-85961-53-6, su Depósito Legal es DL M-33922-1990 y su NIPO es 379-90-014-3.

2. Estructura poblacional y migraciones

Presentada a grandes rasgos la evolución demográfica, se analizarán a continuación algunos apartados concretos: la estructura poblacional y el fenómeno migratorio. Para su estudio sólo usamos algunas de las fuentes ya mencionadas, pues no todas son susceptibles de utilización[2] [17].

2.1. Estructura poblacional

La población de Puerto Real se presenta como una entidad demográfica caracterizada por el predominio del sexo femenino, salvo en los casos de 1760, 1786 y 1850[3] [18], aunque la diferencia nunca sea superior a los tres puntos. Sin embargo, por estados civiles y sexo, la mayoría es para los varones solteros y casados, tal como se desprende de los siguiente sporcentajes medios.

Callejón del Arco. Foto: Óscar Requejo
Callejón del Arco. Foto: Óscar Requejo
Solteros Casados Viudos
Varones-hembras Varones-hembras Varones-hembras
27% – 25’6% 19’6% – 19’7% 2’2%-5’6%

2.2. El fenómeno inmigratorio

2.2.1. La inmigración nacional

Por otro lado, de las migraciones se estudia tanto la procedencia como la dedicación profesional y los estados civiles. Así, los inmigrantes lo son tanto nacionales[4] [19] como extranjeros[5] [20]. La mayoría de éstos proceden de Génova, y la explicación consistiría en la afinidad geográfica, histórica, cultural y económica con el marco gaditano.

Como se observa en el cuadro correspondiente[6] [21], la estructuración por sexos de la inmigración nacional en 1783 muestra la natural superioridad masculina –hecho común en el fenómeno migratorio-, que se incrementa conforme los lugares de procedencia se alejan en el espacio. Muy indicativo es el caso de los montañeses, quienes se encuentran casados “en su patria”, como así se indica en la fuente. Es decir, que no han desplazado a sus familiares bien por considerar su estancia en Puerto Real como temporal, bien por esperar a tener una posición económica más boyante que permita el traslado y asentamiento de sus familiares.

El siguiente cuadro, referido a 1783 y 1795, explicita las edades medias de los inmigrantes nacionales:

Regiones 1783 1795 1835 1844
Andalucía 39 44’2 43’3 49
Cádiz 37’6 44’7 38 36
Galicia 35 36’8 38 55’6
Asturias 35 30’8 34’2 34’2
Vizcaya 46’5 +60 —- 44
Navarra 46’5 34 —- —-
Cataluña 44’3 59 43 84
Aragón 29 —- 22’3 —-
Levante 43 44’4 37’2 50
Castilla 44’7 40’6 46 48
Extremadura 39 —- —- —-
Baleares 30’2 —- —- 39
Canarias 36’5 —- —- —-
Tot. Andalucía 38’2 44’4 43’3 49

Profesionalmente, los efectivos de las distintas regiones se ocupan en una gran amplitud de tareas, aunque porcentualmente destaquen las relacionadas con la reparación naval, incluida en la mayoritaria actividad secundaria -durante el siglo XVIII-, a la que sigue el sector terciario como se aprecia en el siguiente cuadro:

Sectores 1783 1795 1835 1844
Primario 13’6% 15’6% 21’3% 22’3%
Secundario 54’2% 52’6% 14’6% 8’5%
Terciario 32’3% 31’7% 64% 69%

A modo de conclusiones destacaríamos:

1º.- La preponderancia en ambos siglos de los inmigrantes gaditanos. Y a nivel cualitativo la presencia comercial montañesa.

2º.- El progresivo envejecimiento en las edades medias de las fechas de ambos siglos, con la singular importancia del producido entre 1835 y 1844.

3º.- El distinto comportamiento que, en cuanto a la actividad profesional de la inmigración nacional, se observa entre el siglo XVIII, con una ocupación mayoritariamente secundaria, y el siglo XIX, donde el sector terciario prepondera.

2.2.2. La inmigración exterior

Mencionada ya la procedencia[7] [22], exponemos las edades medias:

Naciones 1783 1795 1835 1844
Suecia 24 —- —- —-
Malta 31’5 47’5 69 —-
Italia 33’3 41’5 49 26’3
Francia 34 45’4 38’6 13’6
Alemania 40’2 17’3 64 —-
México 42’3 —- —- —-
Portugal 51’5 —- 50’6 49
Flandes 66’5 —- —- —-
Rusia ? —- —- —-
Filipinas —- —- —- 54

Por sectores profesionales, los inmigrantes extranjeros se ocupan tal como muestra el siguiente cuadro[8] [23]:

Sectores 1783 1795 1835 1844
Primario 5’7% 4% 23% 12’5%
Secundario 44’2% 37’5% 27% 25%
Terciario 50% 58’3% 50% 62’5%

Varias son, pues, las conclusiones que se pueden extraer:

1º.- El predominio de unos inmigrantes desplazados desde ámbitos afines. Así, la migración mediterránea será superior a la atlántica o continental, en virtud de factores geográfico-sociales basados en las distintas similitudes con sus lugares de origen.

2º.- Las edades medias se encuentran sometidas a un proceso de envejecimiento.

3º.- La población inmigrante se adscribe a la actividad laboral terciaria, de la que sobresalen numéricamente las profesiones de comerciantes, sirvientes y tenderos. Tras este sector, prefieren el industrial y, en último término, el primario.

NOTAS

[1] Este trabajo es fruto de juventud del esfuerzo conjunto de tres compañeros que cursábamos COU en el entonces Instituto de Bachillerato (hoy IES) Manuel de Falla (cuando estaba aún en las instalaciones junto al parque del Porvenir) en el curso académico 1988-1989); los tres, coordinados por nuestro profesor de Historia, presentamos un trabajo titulado “Un estudio de población. Puerto Real entre los siglos XVIII y XIX” al II “Certamen Nacional de Jóvenes Investigadores”, que se celebraría en la entonces Universidad Hispanoamericana de La Rábida, en Huelva, en el otoño del año 1989. Los tres autores de dicho trabajo fuimos Ana María González Ramos, Tanya Martín Moss y quien suscribe estas líneas, Manuel Jesús Parodi Álvarez, y el coordinador del mismo sería nuestro entonces profesor de Historia en COU, el docente e historiador portorrealeño José María Cruz Beltrán, quien propuso la idea de participar en el referido Certamen. El trabajo fue seleccionado para participar en dicho Certamen, siendo además publicado –extractado- en las “Actas” del mismo; dicho extracto sería nuestra primera publicación como historiador. En estas páginas de “Puerto Real Hoy” lo publicamos completo por primera vez, 32 años después de su redacción.

[2] Las consultadas son:

  • Abecedario… de 1760.
  • Expediente… de 1783.
  • Padrón de 1786.
  • Expediente formado…, de1798; Padrón de 1823. Padrón de habitantes de 1835; Estado comprehensivo…, de 1844; Padrón de 1850.

[3] Cfr. Apéndice, cuadro nº. 2 y 3.

[4] Estos proceden mayoritariamente de la provincia de Cádiz y otras de Andalucía, aunque también es destacable la presencia de asturianos (desde 70 en 1783 hasta 25 en 1844). Otras procedencias son las de Levante, Cataluña, Navarra, Castilla., Vizcaya, Baleares, Canarias y Extremadura (sólo se ha constatado la presencia de un miembro de dicha región en el año de 1783). Cfr. Apéndice, cuadro nº. 4.

[5] Entre el 61% en 1783, y el 44% en 1844 (con una cota mínima del 30’7% en 1795) de la inmigración exterior está formado por italianos procedentes de Génova, el Piamonte y resto de Italia. Junto a ellos son importantes numéricamente los franceses (entre el 7’8% en 1783, al 44% en 1844; en una constante progresión), seguidos de mexicanos, malteses, portugueses, alemanes, flamencos, suecos, rusos y filipinos. Cfr. Apéndice, cuadro nº 6.

[6] Cfr. Apéndice, cuadro nº 6.

[7] Cfr. nota 20.

[8] Cfr. Apéndice, cuadro nº8.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Previous Navantia traslada al Ayuntamiento de Puerto Real que el astillero "es una pieza clave"
Next El Puerto Real CF se queda sin jugar por incomparecencia del Écija Balompié

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.