Nueva sesión en el Caso de los Aceites Usados de Cocina. Primera vista del 2015, que ha servido para ver declarar a dos hosteleros en calidad de testigos, ambos propuestos por la acusación particular de EQUO Puerto Real.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

El Caso de los Aceites Usados de Cocina denunciado por la  Asociación Nacional de Gestores de Residuos de Aceites Vegetales y Grasas (Geregras) vuelve a la carga en este 2015. Este miércoles, la jueza que instruye el caso tenía previsto tomar declaración a dos nuevos testigos, estos propuestos a su vez por la acusación particular de EQUO Puerto Real en el contencioso.

Dos nuevos hosteleros acudieron a declarar al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº1 de Puerto Real durante la mañana de este miércoles, ambos para prácticamente para coincidir en las declaraciones de los hosteleros que prestaron su versión días atrás.

El primer hostelero en declarar, afirmó que, a mediados de 2013, tuvo una reunión en el Ayuntamiento de Puerto Real para hablar, entre otros temas, de la recogida de los Aceites Usados de Cocina. Además, reafirmó el modus operandi de la compañía de recogida de aceites usados en Puerto Real.

Pero la versión que más dio de sí fue la del siguiente hostelero. Fue ahí donde volvió a producirse una nueva curiosidad en referencia al caso. En su declaración, de algo más de 45 minutos, el hostelero afirmó que recibió una llamada de la alcaldesa, Maribel Peinado, tras su imputación.

El motivo de la misma no era otro que una reunión entre el hostelero y la primera edil municipal, en la cual, Peinado se interesó por saber quiénes serían -a posteriori- los hosteleros que no estaban de acuerdo con la política de recogida de los aceites usados y que declararían como testigos en el caso.

Apoyo del MAGRAMA

Por si fuera poco, la Asociación Nacional de Gestores de Residuos de Aceites Vegetales y Grasas (Geregras) junto con la Federación Española de Hostelería (FEHR) han alcanzado un acuerdo en las últimas semanas con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), con el objetivo de lograr una mayor sostenibilidad en la correcta gestión de los residuos/subproductos de aceites y grasas comestibles, convirtiéndolos en un recurso.

Un apoyo, el del MAGRAMA, que se une ya al que tiene la propia asociación a nivel europeo, con la Asociación Europea de Recolectores de Aceite de Cocina Usado (EWABA).

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD