“El hecho de que cerca de 35.000 usuarios baleares se hayan quedado sin luz en Menorca podría sonar casi irrelevante o anecdótico, cuando se puede pensar en la posibilidad real que existe en el Río San Pedro de que las torres puedan caer de cuajo impactando contra conductores, viviendas o hasta un centro escolar”, así opinan los miembros de la Plataforma que consideran que, a la constante contaminación electromagnética a la que se encuentran sometidos, se une la peligrosidad de unas instalaciones que implican un peligro continuo.

“Las administraciones deberían tomar cartas en el asunto y llegar a un acuerdo para que el soterramiento se convirtiese en una realidad. De hecho, la Plataforma Vecinal quiere recordar a la Junta de Andalucía que existe una partida presupuestaria para tal fin incluida y adelantada ya dentro del proyecto de la segunda fase del tranvía en la Bahía”, señalan en su comunicado.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

“Sabemos que ese proyecto se va a dilatar durante muchos años, pero el dinero para el soterramiento ya está adelantado, por lo que podrían empezar las obras y que ya el tranvía llegase cuando correspondiese”, explican los vecinos que ven cómo las torretas, a cada temporal, se convierten en una especie de lotería.

“Un día caen varias torres en Galicia, otras en Baleares, otras en Cataluña, nadie puede asegurar con total seguridad (ni la misma Endesa) que aquí no suceda y que al final se tengan que soterrar porque ocurra una verdadera tragedia. ¿Quién se responsabilizaría entonces?”, insisten los vecinos.

“Es evidente que las administraciones deben dejar de tirar ‘balones fuera‘ y trabajar para usar el dinero que ya existe o buscar una financiación real que solucione este grave problema que aborda a la barriada desde hace tantos años”, finalizan.

FUENTE: Plataforma Vecinal “Río San Pedro”

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD