El fabricante aeronáutico Airbus ha apuntado que la carga de trabajo de la planta de Puerto Real está diversificada, por lo que “se tendrá que ver en un futuro” la afección que pueda tener para la planta puertorrealeña tras la renegociación del contrato con Emirates que implica poner punto y final a las entregas del modelo A380 en 2021.

Airbus ha afirmado que seguirá dando soporte a los aviones A380, aunque ha alertado de que en las “próximas semanas” comenzará a dialogar con los agentes sociales, ya que la finalización del A380 afectará a entre 3.000 y 3.500 puestos de trabajo en toda Europa.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Según ha indicado una portavoz de Airbus a Europa Press, en la planta de Puerto Real, además de realizar el estabilizador horizontal de cola (HTT), el ‘belly fairing’ y los timones de altura y de dirección de cola del modelo A380, se realizan piezas de otros modelos como el A320, el A330 y el A350.

Ante esta diversificación de la carga de trabajo unida a que la negociación del contrato reduce la petición de aviones A380 pero amplía la de aeronaves A330 y A350, eso implica que la posibilidad de que trabajadores asignados a la fabricación de las piezas del A380 sean movilizados a otros proyectos.

Reunión con la empresa

El comité intercentros de Airbus España ha solicitado una reunión este viernes a primera hora con la dirección de la compañía para “conocer los planes del grupo de primera mano”, ante la decisión de dejar de fabricar el A380 que afectará a entre 3.000 y 3.500 trabajadores de la empresa en toda Europa, y cuya afectación en carga de trabajo en las plantas españolas es hoy por hoy muy “difícil” de cuantificar.

“El anuncio no ha cogido por sorpresa a nadie, pues ya hace un año se vivió un riesgo importante pendientes de la negociación con Emirates. El A380 es un avión magnífico, y desde el punto de vista industrial una proeza de la ingeniería, pero no se vende”, lamenta el presidente del comité intercentros de Airbus España, Antonio Martín.

En declaraciones a Europa Press, Martín confía en se puedan llegar a acuerdos con la dirección de la compañía, contando desde un inicio con toda la información, para “poder absorber el excedente de empleos por la cancelación de fabricación del programa A380, a otros programas que cuentan con demanda como el A320 o el A350”, o incluso militares, aunque reconoce que no acuden con “muchas expectativas” a esta primera toma de contacto.

Evitar la extinción de empleos

“Nuestra primera reivindicación que llevaremos a la reunión es que aquí no se pierda empleo y se busquen todo tipo de alternativas como recolocaciones que eviten las extinciones de contratos. Afortudamente esta empresa tiene múltiples actividades y ciclos de programas. Además, estas situaciones no son nuevas, pues a lo largo de su historia los diferentes programas han tenido sus ciclos”, ha afirmado.

Como ejemplo, ha recordado que el A330 ahora tiene un repunte, incluso Emirates ha pedido nuevas unidades, cuando hace cuatro años parecía “un programa obsoleto”.

Cuestionado sobre si están en riesgo 200 puestos de trabajo vinculados en España al A380, Martín ha explicado que se trata es “una grosa estimación”. “Ni siquiera la compañía está en condiciones de cuantificar hoy exactamente los trabajadores”, ha afirmado Martín.

Según ha explicado hay departamentos de Airbus que trabajan de manera “transversal” en la empresa para dicho programa, desde el área comercial, al de atención al cliente y postventa. “La clave es aborda esta situación a nivel global en toda la estructura del grupo aeronáutico”, ha insistido.

A nivel europeo, en la primera semana de marzo, se reunirán los sindicatos a nivel europeo, un encuentro ya programado pero en la que se abordará la finalización del A380.

Llamada a la calma

El consejero de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, Rogelio Velasco, ha hecho hoy un llamamiento “a la calma y a la tranquilidad” porque cree que “no va a ser un drama” que Airbus deje de fabricar, a partir de 2021, el avión gigante A380.

Las plantas de Puerto Real y Tablada (Sevilla) están implicadas en este programa, que también se desarrolla en otras españolas como las de Illescas (Toledo) y Getafe (Madrid),

Preguntado por el impacto de esta noticia para Andalucía en un acto celebrado en Cádiz, el consejero andaluz ha asegurado que cree que “el resultado” de esta decisión “no va a ser dañino”.

El consejero ha explicado que ha hecho gestiones “intensas” anoche y esta mañana con el presidente de Airbus España, Alberto Gutiérrez, que es quien le ha transmitido “esa calma” porque “hay posibilidades claras de reasignación a otros proyectos”.

Por eso ha querido dar un mensaje a los ciudadanos y a los trabajadores de la compañía “de calma y tranquilidad” porque “esto no es ningún drama, el resultado no va a ser malo”.

Ha añadido que la próxima semana tiene una reunión con responsables del Ministerio de Defensa y de Industria “para aproximar posiciones” y tener “una visión más clara y precisa de la situación y de los próximos pasos”.

Además ha explicado que Airbus necesita “dos o tres semanas” para hacer los cálculos de sobre el impacto de dejar este programa.

FUENTE: EP / EFE

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD