Izquierda Unida no ha querido dejar pasar la oportunidad de dar su visión a lo que ocurre en el Ayuntamiento de Puerto Real, con la posible tensión que se palpa entre Sí Se Puede y EQUO, quienes conforman el Equipo de Gobierno Municipal.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Desde la formación que lidera José Alfaro, se muestran “tristes y repulsan todo lo que ha envuelto al pleno extraordinario del pasado 8 de Marzo para celebrar el Día Internacional de la Mujer, por el fondo y sobre todo, por las formas de una parte del equipo de gobierno”.

Asimismo, quisieron “la voz para decirle a la ciudadanía de Puerto Real que el equipo gobierno:

  • NO quiso convocar el pleno…. sus argumentos: “querían celebrar este día en la calle, porque todos los logros se han conseguido desde ahí”. En Izquierda Unida compartimos la idea de que la lucha en la calle ha sido, es y siempre será imprescindible para la transformación de esta sociedad, pero que desde las instituciones se puede y debe hacer lo posible para visibilizar, apoyar y propiciar todas estas luchas. Por eso no entendemos que si tienen tanto desprecio a las instituciones ¿Por qué formaron una lista para presentarse a unas elecciones? ¿Qué sentido tiene?
  • NO quiso consensuar un manifiesto conjunto de todos los partidos políticos… En Izquierda Unida entendemos que cada grupo político tenga sus matices en cuanto al Día Internacional de la Mujer, pero es un tema tan evidente para una sociedad avanzada y que genera un profundo consenso, que no comprendemos como no se puede consensuar un manifiesto ¡Con lo fácil que es!, solo hacía falta tener una talante dialogante e intentar llegar a un acuerdo. Esa actitud se la estamos echando en falta a una parte de los que nos gobiernan. No nos queremos imaginar que puede suceder cuando haya que abordar propuestas para gobernar una ciudad, que son más controvertidas y de difícil consenso. La valía de las personas, y en este caso, de un equipo de gobierno se ve en los momentos de adversidad, en el modo de enfrentarse a los problemas…y lo que estamos descubriendo es una actitud impositiva y no dialogante, como en la anterior legislatura. La transformación social no se hace desde la imposición, se hace desde la pedagogía y el diálogo.
  • NO están “todos/as a una”. La ausencia del grupo EQUO del pleno, y más que la ausencia, la justificación de la misma, nos indica que las aguas pueden estar revueltas entre los socios de gobierno. En Izquierda Unida lamentamos esta situación, no por ellos, sino por la ciudadanía puertorrealeña, que espera de sus representantes políticos otro talante y altura de miras.

“Aprovechamos para hacer una llamada a la corporación municipal, tanto al equipo de gobierno como a la oposición, para recuperar la senda del diálogo yreconducir la situación para velar por los intereses generales de Puerto Real. No se puede seguir así…”, finalizan.

FUENTE: Izquierda Unida Puerto Real

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD