El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Puerto Real, consciente de la preocupación de la ciudadanía por la deuda que viene arrastrando esta institución, ha querido informar de que se está trabajando cada día por cumplir con las estipulaciones a la que la Ley obliga, consiguiendo rebajar la deuda municipal en el arco de junio de 2015 a diciembre de 2016 en un 19%, lo que ha supuesto en cifras algo más de 22 millones de euros. Estos datos se refieren a los conceptos más elevados de nuestra deuda, que son el pago de préstamos e intereses a los bancos, la devolución de los anticipos de los impuestos al Estado y la deuda comercial, que configura el capítulo 2 del presupuesto municipal.

La teniente de alcalde de Hacienda, Fátima Pontones, ha querido dejar claro que “desde la agrupación política a la que representamos no dejamos de considerar ilegítima gran parte la deuda que mantiene asfixiados a la mayoría de los ayuntamientos españoles, la bancaria, por lo que consideramos más meritorio el hecho de que seamos nosotros quienes, con valentía y responsabilidad, acometamos esta reducción de deuda. “

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

“A pesar de lo que algunos decían, que con nosotros iba a llegar el caos y el descontrol,  que íbamos a terminar de hundir el Ayuntamiento…, después de año y medio podemos presentar un balance muy óptimo, que contrasta con el desastre que nos encontramos por culpa de sucesivas legislaturas gestionadas de forma pésima, en las que la deuda aumentó sin control alguno y las nóminas de los trabajadores peligraban todos los meses, y sin embargo ahora pagamos cumplidamente”.

“No obstante –continúa la concejala- no renunciamos a que de forma colectiva y conjuntamente con otros ayuntamientos logremos dar un giro a este sistema, que creemos injusto para la ciudadanía y beneficioso para la banca y los grandes capitales”.

Hecha esta salvaguarda, la concejala, basándose en los apuntes que obran en la Intervención y Tesorería Municipal, ofrece los siguientes datos del estado de la deuda:

  Junio 2015 Dic 2016 Diferencia Disminución
PRÉSTAMOS BANCARIOS 96.419.096 82.642.630 13.776.466 14%
ADELANTO PIE 2008 2.126.065 363.919 1.762.146 83%
ADELANTO PIE 2013 8.653.169 618.083 8.035.086 93%
CAPÍTULO 2 9.747.104 5.272.354 4.474.750 46%
 
TOTAL 116.945.434 88.896.986

 

28.048.448

 

22%

Si bien ésta es la situación de partida, es necesario sumar el fondo de ordenación al que el Ayuntamiento se adhirió hace ahora un año, con el visto bueno del Ministerio de Fomento, para hacer frente, fundamentalmente, al pago de las sentencias judiciales del que se informó de manera reciente, por lo que los datos reales quedarían como sigue:

TOTAL 88.896.986 28.048.448 24%
FONDO ORDENACIÓN +5.662.426          94.532.412 22.386.022 19%

Asimismo, también hay que abonar los adelantos en la Participación de los Ingresos del Estado, en concreto dos que se solicitaron por los gobiernos locales de 2008 y de 2013. Esta PIE se calcula en función de una previsión de ingresos, pero está previsión no se cumplió, por lo que hay que devolver la diferencia, y así se está haciendo, quedando ya muy poco por pagar.

El capítulo 2 se refiere a la deuda comercial del Ayuntamiento, el conocido como “pago a proveedores”, que también es uno de los conceptos que la ya mencionada Ley Montoro obliga a priorizar. Según el informe económico en el que se basan estos datos, la evolución de la deuda pendiente es la siguiente.

2012 10.163.791
2013 5.736.095
2014 10.272.215
2015 9.747.104
2016 5.272.354

Como puede comprobarse, esta deuda, contraída con distintos proveedores desde tiempos remotos, descendió en 2013 con ocasión del mecanismo de pago establecido por el Ministerio, si bien en el periodo 2014-2015 volvió a incrementarse, para bajar de nuevo en 2016. La evolución del PMP (periodo medio de pago a proveedores) que indica el número de días que se tarda en pagar un producto o servicio es la siguiente:

2015
1º trimestre 2º trimestre 3º trimestre 4º trimestre
171,28 217,50 282,63 275,84
2016
1º trimestre 2º trimestre 3º trimestre 4º trimestre
291,86 62,51 77,21 83,76

Se constata que este concepto se ha regularizado, lo que significa que se ha devuelto la confianza a las pequeñas y medianas empresas que trabajan con el Ayuntamiento de Puerto Real, que le suministran para su normal funcionamiento, mejorando así su reputación y por tanto sus posibilidades de ahorro.

Estas cifras, que son buenas según ha considerado la teniente de alcalde Fátima Pontones, se ven amenazadas día a día por nuevos cargos que deben asumirse de inmediato, “como pueden ser las devoluciones de subvenciones que el Ayuntamiento recibió en legislaturas anteriores y que no se justificaron debidamente, o la reciente sentencia del Constitucional sobre las plusvalías, que podría obligar a las arcas municipales a devolver numerosas cuantías”.

Por último, Pontones ha valorado el esfuerzo realizado por su grupo político y el equipo técnico del Ayuntamiento, y sobre todo de la ciudadanía, “que es al fin y al cabo la que ve mermada la capacidad de servicio del consistorio a causa de estas deudas”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD