La Corporación de la Diputación Provincial de Cádiz ha quedado constituida tras la celebración del solemne Pleno en el que han tomado posesión de su cargo los 31 hombres y mujeres de toda la provincia que han sido elegidos en virtud de los resultados obtenidos en los diferentes partidos judiciales en las pasadas elecciones municipales.

El arco plenario queda por tanto compuesto por los 14 representantes del PSOE, los 8 del PP, 4 de Adelante, 2 de La Línea 100×100, y un representante de Izquierda Unida, Andalucía x Sí y Ciudadanos. De la votación que han efectuado en el día de hoy ha resultado elegida presidenta, al igual que en el anterior mandato, la sanluqueña Irene García Macías. Así, el PSOE gobernará los próximos años con el apoyo de los dos representantes de La Línea 100×100, una vez oficializado el pacto suscrito entre ambas formaciones para integrar un equipo de trabajo en el que se repartirán las responsabilidades de gestión y que cuenta con mayoría absoluta.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

La sesión, que ha contado con representación institucional de todos los municipios y sectores de la provincia, se ha celebrado en el Salón Regio del Palacio Provincial. La Mesa de Edad ha quedado compuesta por los diputados de mayor y menor edad del Pleno, Carmen Collado y Antonio González Mellado, respectivamente. Ellos han sido los encargados de ir llamando a cada uno de los diputados para que tomaran posesión de su cargo. Posteriormente se llevó a cabo la votación para la elección de la Presidencia, siendo el resultado 17 votos para Irene García (PSOE), 8 para Antonio Saldaña (PP), 1 para Estefanía Brazo (Ciudadanos) y 5 votos en blanco, con lo que se procedió a la entrega del bastón de mando, símbolo de la Presidencia de la Institución, a la candidata socialista.

Los portavoces de cada uno de los grupos que forman parte de la Corporación han pronunciado sus respectivos discursos. Lo han hecho, por Izquierda Unida, Carmen Álvarez; por Ciudadanos, Estefanía Brazo; por Andalucía x Sí, Miguel Molina; en nombre de La Línea 100×100, Juan Franco; por Adelante, Antonio Romero; como portavoz del Partido Popular, Antonio Saldaña; y por parte del PSOE, Juan Carlos Ruiz Boix. Cada uno de ellos expresó sus deseos, propósitos y exigencias de cara al nuevo mandato.

A continuación, ha sido Irene García, ya investida como presidenta provincial, la que se ha dirigido a la audiencia en un discurso emotivo y en el que ha desgranado algunas de las líneas fundamentales en las que el Gobierno trabajará en el presente mandato.

La presidenta ha manifestado que en el acto de hoy “comparezco ante ustedes con la misma responsabilidad, con el mismo orgullo y tal vez con mayor honor que lo hice hace ahora cuatro años. Y porque, frente a aquel discurso lleno de compromisos y de esperanzas, hoy puedo hacerlo con el aval de lo hecho y con el sello de cómo se ha hecho”.

Respecto al trabajo realizado en los últimos cuatro años, García ha explicado que “ha servido para que esta Diputación recupere su papel y su vocación de atención a todas y cada una de las localidades de la provincia, pero volcándose especialmente en los ayuntamientos de menor población y en las entidades locales autónomas. Ese es mi compromiso y el proyecto que ofrezco tanto a esta provincia como a sus legítimos representantes”.

Incidiendo en esa línea, la presidenta ha asegurado que “esta Diputación ha sido el auténtico pulmón de nuestras pequeñas localidades, tanto en el propio sostenimiento del funcionamiento de sus instituciones como para incrementar la calidad de vida de sus habitantes, nivelar servicios, impedir la brecha respecto al mundo urbano, evitar el surgimiento de ciudadanos de segunda y frenar el fantasma de una despoblación que castiga cruelmente a otras zonas de España. No hemos hecho una política pequeña; hemos hecho política para los pequeños. Y seguirá siendo nuestra principal aspiración”.

Para obtener estos logros, la presidenta ha recordado que se han materializado compromisos adquiridos en la toma de posesión de su primer mandato, como la creación del Consejo de Alcaldías, el reparto racional de los recursos públicos, la apuesta por la transparencia, el impulso a las diferentes ediciones del Plan de Cooperación Local y del Plan Invierte o el refuerzo de las políticas de Bienestar Social.

Compromiso con el empleo

Lejos de mostrarse conformista, Irene García dejó claro que reedita su compromiso de redoblar los esfuerzos para la creación de puestos de trabajo. A lo largo de estos años, hemos priorizado la lucha contra el desempleo, y lo vamos a seguir haciendo”. La presidenta ha hecho hincapié en que en el mandato precedente, “la inversión global a través de los distintos instrumentos generadores de puestos de trabajo ha superado los 60 millones de euros”. Ello, considera, ha contribuido a que “hoy nuestra provincia pueda tener casi 100.000 parados menos que hace cuatro años”, añadiendo que “los 147.700 gaditanas y gaditanos que continúan aún sin empleo van a ser nuestra principal preocupación”.

García ha avanzado la puesta en marcha de nuevos instrumentos de choque para el progreso económico y social de la provincia. Así, ha anunciado que “la Diputación elevará su apuesta por el turismo como nuestro principal motor de desarrollo, sin desatender a otros sectores estratégicos de los que hemos hecho también bandera, desde la agricultura, la ganadería o la pesca, pasando por la industria naval o la gastronómica, mediante el impulso a la formación a la carta o la internacionalización de nuestras pequeñas y medianas empresas, las que, en definitiva, son las encargadas de generar trabajo”. Del mismo modo, asegura que “impulsaremos medidas para que la cultura se convierta en un eje clave para el desarrollo y para el empleo”.

Recuperación del talento

A la vez, dijo, “pondremos en marcha un programa para la recuperación del talento, de manera que algunos de nuestros jóvenes mejor preparados puedan tener la oportunidad de desarrollar aquí unas actividades de excelencia que se han visto obligados a realizar fuera de nuestra tierra”. Como dato ha destacado que son en la actualidad 34.000 los gaditanos y gaditanas que trabajan fuera de la provincia. Todo esto se hará con la indispensable colaboración de la Universidad de Cádiz.

Otra de las estrategias a impulsar es la creación de “una nueva línea de fomento y colaboración de la actividad emprendedora a través de nuestros autónomos”.

Para lograr todo esto, ha dicho la presidenta, “será indispensable mantener los niveles de eficacia y de eficiencia en la gestión de lo diario, como merece y exige una institución cuyo presupuesto acumulado durante estos pasados cuatro años ha superado los 1.000 millones de euros”.

Dificultades y oportunidades

Irene García no ha pasado por alto que “el camino no será fácil, porque nos enfrentamos a serias incertidumbres”, mencionando como la principal a “la amenaza del Brexit y sus efectos sobre nuestra economía”.

Pero al mismo tiempo, se abre un camino con grandes oportunidades, como debe ser la conmemoración del Quinto Centenario de la Primera Circunnavegación.

La presidenta ha hecho un “agradecimiento explícito a los representantes de La Línea 100×100 por implicarse tanto en dar estabilidad a este Gobierno como en las responsabilidades propias de la gestión. Y más allá, instó al conjunto de diputados y diputadas “a ese necesario consenso en los asuntos esenciales, para lo que renuevo mi afán de diálogo y de búsqueda de acuerdo”.

Uno de estos asuntos que requieren un acuerdo inexcusable, ha expresado la presidenta, es la introducción de la visión de género en todas las políticas provinciales, por lo que anunció la creación, por primera vez en la historia de la Diputación, de un Área de Igualdad.

Irene García concluyó diciendo: “Somos hijas e hijos de esa historia. Ahora tenemos el privilegio de poder construirla juntos. De nosotras y nosotros depende. Creo firmemente en esta provincia. Creo en su talento y en sus responsabilidades. Creo en sus gentes. Y a todo ello me voy a dedicar. Palabra de presidenta”.

 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD