En estos días se trabaja desde GEN en la creación de espacios verdes y ajardinados en la zona de María Auxiliadora.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

La primera área, de las zonas verdes de la urbanización, cuya ejecución se hizo hace más de un año contó con una superficie de césped sintético de 200 m2, en ambos extremos de la zona verde, en el centro se hicieron tres islas independientes separadas por traviesas de madera, con una altura apreciable en el terreno en  los que se introducirán especies autóctonas aromáticas como son el romero, romero rastrero, hinojo, tomillo, arrayán, lavanda… e irán decoradas con rocalla y grava para dar cierto acolchado y armonización a la zona verde y en el centro de cada isla.

En la segunda área, cuyo ejecución está llevando a cabo se pretende la creación de una zona ajardinada con las especies autóctonas. Adicionalmente, en esta área se ha planteado ya que existen especies arbóreas de mayor porte que en la anterior, una zona verde con un área de descanso, habilitada de mobiliario urbano fabricado con perfiles de plástico reciclado.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Según explica el teniente de alcaldesa de Medio Ambiente, Carlos Salguero, “se trata de un material resistente, estable y que no requiere ningún tipo de mantenimiento. Proviene de la valorización de los envases que todos separamos en los contenedores amarillos, y tras un proceso de selección y posterior prensado acaba conformando unas barras o listones de gran densidad y resistencia, contribuyendo a los principios de economía circular y objetivos de desarrollo sostenible (bancos, sillas, etc.). Como criterio adicional facilitaremos la entrada a la zona verde a personas con movilidad reducida, en una de las entradas laterales”.

El resultado es una jardinería con menos consumo de agua, con más biodiversidad, mayor interés paisajístico y con un componente social importante.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salguero explica que se están experimentando numerosas soluciones para hacer frente a los crecientes gastos de mantenimiento y conservación de las zonas verdes urbanas y que  se está produciendo un replanteamiento del diseño y la gestión de las nuevas zonas verdes a fin de que sean cada vez menores sus requerimientos de conservación.

En esta línea se está optando por especies de vegetación mediterránea frente a otras especies exóticas, tanto en el arbolado urbano como en las zonas ajardinadas y parques, se ha optado por  instalar sistemas eficientes de riego (goteo subterráneo o riego automatizado) en lugar de sistemas tradicionales más caros (riego por inundación o mediante aspersores).

Por último, reseñar que el incluir medidas sociales más justas crea un beneficio para las personas con movilidad reducida, y genera lugares de encuentro donde el resto de personas también aprenden a convivir con la diversidad, lo que ayuda a generar una sociedad más tolerante a la diferencia, más concienciada con la inclusión y que afronta de un modo más natural todas las realidades que se dan en la misma.

FUENTE: Ayto. de Puerto Real

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD