Este va a ser mi pequeño rincón de opinión sobre Puerto Real, doy las gracias al equipo de Puerto Real Hoy y en especial a Álvaro Quirós por hacerme este hueco. Procuraré ser crítico con todo lo que crea que debo serlo y darle cabida a todas las protestas que tenemos, lo que nos preocupa. Espero que no me tachéis de ninguna ideología, aunque la tenga por supuesto, como la tienes tú, pero este pequeño rincón que tengo prefiero emplearlo en criticar o alabar lo que crea que merece ser criticado o alabado, sin compromiso.

En este primer articulo hablaré o criticaré mejor dicho, la situación del colegio CEIP Reggio. Hay veces que se puede hablar, sin más, de una situación. En esta me veo obligado a criticarlo. Lo primero, hay que saber que el amianto es un mineral que se encuentra en distintos lugares, entre ellos, los techos de uralita, como son los del colegio. No es peligroso hasta que empieza a deteriorarse, pero ¿por qué no anticiparse al problema?

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Además de tardar en ponerse manos a la obra, lo han hecho mal. El amianto necesita y requiere de un procedimiento muy escrupuloso y estricto de retirada, que “parece” no estar respetándose. Como ya se informó en este mismo portal hace pocos días, la CGT ha denunciado ante Inspección de Trabajo la retirada de los techos de uralita. Esta denuncia está al lado de las quejas del AMPA del colegio. Vamos, que para ponerle solución al problema, vulneran las normas de seguridad de los trabajadores, que si la culpa es de ellos, tiene delito.

El Ayuntamiento está poniendo algo de su parte al menos para ponerle la solución al tema, que, sea de quién sea la culpa, lo único que espero es que se solucione ya. ¿Nos damos cuenta del problema real? Están jugando con la vida de muchos niños y niñas y hay personalidades que miran hacia otro lado. Es inadmisible.

En esta página de Facebook comentan la situación del colegio continuamente, por cierto, colegio donde yo personalmente estudié y crecí durante muchos años.

Recortes en sanidad y educación, y me pregunto yo, si no hay dinero para formar y cuidar a las personas, ¿para qué lo hay? ¿Debería ser lo primero, no creéis? Que no jueguen con la educación, y que por supuesto, que la educación no lleve a nadie a tener que utilizar la sanidad, que esperemos que siga siendo pública.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD