Sí, hoy me voy a mostrar crítico. Crítico con la forma de hacer, parecer y actuar de algunos puertorrealeños. Algunos que no conocen, y si me equivoco que me lo digan, la palabra respeto.

Respeto hacia un medio. Respeto hacia una manera de trabajar. Respeto a unas formas, a un estilo que puede incomodar a muchos, pero que es bien necesario en la actualidad de hoy en día.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Aquellos que nos sigan a menudo habrán notado un ligero cambio en nuestra web. Un detalle, algo que hemos tenido la obligación de hacer, porque antes que periodistas e informadores somos personas, y así trabajamos aquí, en Puerto Real Hoy.

Con pocos medios y mucha ilusión se pueden hacer grandes cosas. Lo malo, lo que tienes enfrente, los cainitas que tienes que encontrarte cara a cara, y día a día. Los que presionan en lugar de dar la cara y hacer las llamadas oportunas. Será que lo malo de algunas amistades se acaba pegando.

Hay otros como nosotros, que prefieren ser coherentes. No hay nada más honrado que admitir cuando uno se equivoca. Nosotros lo hacemos, y mucho además.

Pero eso en el cainismo no se tolera. Si se equivocan, les da igual. Irán con su razón por delante o, simplemente, intentarán mancharte con razones que no tienen ni pies ni cabeza.

Tampoco voy a extenderme mucho más. Nosotros seguiremos, con más fuerza si cabe, haciendo lo que más nos gusta, y es decir las cosas tal y como las ven nuestros vecinos. Que es, más si cabe, nuestra razón de ser.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD