La noche en el Paseo Marítimo de Puerto Real ha estado marcado por un incidente que creó el pánico entre los vecinos y vecinas que disfrutaban de la velada en los locales aledaños al frente marítimo puertorrealeño.

Una mujer de 56 años, a bordo de su vehículo, comenzó a circular de manera temeraria, haciendo zig-zags, según varios testigos, por el Paseo Marítimo, obligando a los presentes a avisar al 091, que rápidamente acudió a la zona.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Tras percatarse de la presencia policial, la mujer, a bordo de un coche de color negro, comenzó una huída por las calles de Puerto Real en dirección hacia El Puerto de Santa María, donde fue detenida a la altura del Hotel Puerto Bahía.

Varios patrulleros tuvieron que intervenir en la persecución policial, con la conductora incluso embistiendo a uno de ellos antes de su detención.

Una vez detenida, la conductora opuso resistencia ante los agentes, a los cuales, según fuentes de la Policía Nacional, agredió mientras era reducida. La misma ha sido puesta a disposición judicial por un delito contra la seguridad vial y atentado contra los agentes de seguridad.

Asimismo, fuentes consultadas también ha indicado que no se trata de ningún intento de atentado yihadista; ni la conductora estaba bajo los efectos de alguna droga u alcohol. Tampoco se le conocen antecedentes, por lo que se desconoce el motivo de su acto.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD