Descanso para la memoria de los represaliados Juan Díaz y Pedro Cumplido


El Cementerio de Puerto Real ha acogido durante la mañana de este sábado un nuevo capítulo en términos de memoria histórica. La Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica y Social de Puerto Real convocaba a los medios de comunicación a la entrega de dos de los restos hallados hace ya casi siete años en las prospecciones que se realizaron en la fosa común del campo santo puertorrealeño. Un acto lleno de emoción por parte de los familiares de Juan Díaz Menacho y Pedro Cumplido Casas, represaliados por el régimen franquista y cuyos cuerpos fueron depositados en la fosa común del cementerio puertorrealeño.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

“Mi padre tenía la ilusión de encontrar a mi abuelo, fusilado, y por ello se puso en contacto con Paco Aragón y la Asociación para hacerse las pruebas de ADN. Cerramos un capítulo y se ha quitado una espinita”, relataba Lourdes Díaz, nieta de Juan Díaz y que recordaba los deseos de su padre, ya en edad avanzada, de saber qué había sido de su progenitor. “Mi abuelo era un campesino y lo que me contaba mi padre es que lo montaron en un camión y desapareció. Le echaron las culpas como uno de los causantes del incendio de la Iglesia de San José. No volvimos a verle más”, indicaba la nieta de Juan Díaz.

En la fosa común de Puerto Real aparecieron 185 cuerpos exhumados y los trabajos en la misma se dieron por finalizados en Julio de 2016. Fue entonces cuando comenzaron a salir a la luz algunos datos que la propia Asociación ha ido recogiendo, como número de episodios violentos (152), así como que un gran número de los restos encontrados pertenecían a personas por debajo de los treinta años de edad.

Díaz, nacido en Algar en 1895, tenía 41 años de edad y residía en la Dehesa de los Arquillos cuando fue asesinado el 13 de Agosto de 1936, dejando una viuda y siete hijos. Según los datos recogidos por la Asociación, no se le conocía afiliación sindical.

Por su parte, Pedro Cumplido Casas, nacido en Puerto Real en 1904, tenía 32 años en el momento en el que fue asesinado. Se le conoce su profesión de carpintero y se le conocía su afinidad anarquista y su pertenencia al Sindicato Metalúrgico adherido a la CNT como vicepresidente.

Para su localización, se necesitaron muestras de ADN de los restos óseos se recogieron el 23 de Marzo de 2017 y de los familiares el 6 de Mayo del mismo año en un número de 55 personas (29 de Puerto Real, 9 de Rota, 4 de Cádiz, 4 de San Fernando, 3 de Madrid, 2 de Chiclana, 1 de Jerez, 1 de Tarifa, 1 Barcelona y 1 de Palma de Mallorca). En Octubre de 2017, la Asociación junto a la Dirección General de Memoria Democrática se desplazó hasta Granada para la entrega de las pruebas al laboratorio Genyos. Los análisis elaborados por el Departamento de Medicina Legal, Toxicología y Antropología Física de la Universidad de Granada, bajo la responsabilidad de José Antonio Lorente, Director del Laboratorio de Identificación Genética, y Juan Carlos Álvarez, Responsable Técnico del mismo laboratorio, se comunicó los dos positivos de las personas de Juan y Pedro que coincidían con los números 29 y 56 de las muestras entregadas.

Entrega y sepultura de restos

Los restos mortales de las víctimas de la represión franquista fueron entregados a los familiares en un breve acto que contó con la presencia del Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Puerto Real, así como también del Presidente y miembros de la Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica y Social de Puerto Real.

Tras la firma de la entrega de los cuerpos, miembros del laboratorio y de las prospecciones en el cementerio de Puerto Real también hicieron entrega a los familiares de dos cajas con las pertenencias encontradas durante la excavación en los cuerpos. Una vez finalizado el acto, ambas familias pudieron dar sepultura junto a sus familiares de los dos represaliados por parte del régimen franquista.

“Es un día de emoción, porque este trabajo que hemos desarrollado durante tantos años ha dado sus resultados. No eran los que esperábamos por su poco número, ya que menos que veinte, pero así lo ha certificado el laboratorio. Aún así estamos contentos y se han entregado a las familias para que descansen”, señalaba Paco Aragón, Presidente de la Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica y Social de Puerto Real, a Puerto Real Hoy.

Desde la Asociación se prevén que las acciones alrededor de los trabajos en la fosa común tengan continuidad. Para ello, pedirán a la propietaria del Cementerio, CEMABASA, la creación de unos nichos alrededor del monolito que rinde homenaje a las víctimas de la represión franquista para dar sepultura al resto de cuerpos. “En el momento en el que salgan nuevos ADN de los cuerpos que hay en Chiclana, San Fernando y demás, puede que coincida alguno y entonces se hará su entrega”, finalizó.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Previous Tres puntos vitales para el Puerto Real CF (1-0)
Next La Biblioteca Municipal se reabrirá este martes

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.