La actividad en el Restaurante Amura no cesa. Y es que, desde que el chef Miguel Muñoz decidiera dar menú a 60 escolares que se quedaron fuera de la ayuda por parte de la Junta de Andalucía para comedores escolares, esta cifra ha aumentado en los últimos días a más de 81.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

De hecho, a la iniciativa se han unido varios comercios puertorrealeños en los últimos días, la carnicería Alberto e Hijos, el Freidor de Casares, Verduras José Fernández, Todo a un Euro o la Panadería de Fernando Damián han aunado esfuerzos para donar decenas de kilos de sus productos para que los más pequeños puedan tener estos menús diarios que cuentan con comidas y cenas.

“Los pequeños autónomos como nosotros debemos estar ayudando a los pobres por las circunstancias actuales por el coronavirus. Nosotros estamos aportando bastantes kilos de albóndigas, hamburguesas… lo que haga falta”, señala Alberto, de la carnicería Alberto e Hijos de la Calle de La Plaza. “Yo creo que sale de dentro el colaborar, no creo que haya tenido otro motivo”, señalaba un miembro de la Panadería Damián.

Los trabajos no cesan en el obrador en el que se ha convertido el restaurante y su barra, llena de recipientes que ha donado una empresa jerezana para la ocasión. Todo ello para hacer unos menús elaborados que la Policía Local se encarga de repartir, en ocasiones, junto con la Alcaldesa, Elena Amaya, o los concejales Pedro Olmedo, Manuel Izco o Lourdes Bernal.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD